Victoria de Marichalar, el pasado miércoles en la corrida Goyesca del Dos de Mayo
Victoria de Marichalar, el pasado miércoles en la corrida Goyesca del Dos de Mayo - PALOMA AGUILAR

Victoria de Marichalar, una más en la familia de Gonzalo Caballero

La nieta de Don Juan Carlos compartió tendido en Las Ventas con la madre y los hermanos del torero, durante la Goyesca del Dos de Mayo, en la que el espada resultó herido tras una espeluznante cogida

MADRIDActualizado:

Se rompió la tarde al filo de las 20.35 horas, cuando las primeros focos de Las Ventas comenzaban a despuntar. Las sonrisas mudaron en gestos de pavor y las miradas de admiración ya solo hablaban de angustia. El corazón de la plaza encogido y también, el de Victoria Federica de Marichalar. El diestro Gonzalo Caballero (Madrid, 1991) salió despedido por los aires después de que Cerillero, un cinqueño de 600 kilos, le embistiese al rematar los lances de recibo, en la Goyesca del pasado Dos de Mayo. La nieta de Don Juan Carlos se llevó las manos al estómago de manera instintiva, como si ella también hubiese sentido la cornada.

Tras la cogida de Javier Cortés en el anterior toro, Victoria asistía a la desasosegante escena de ver a su íntimo amigo abandonando la plaza en brazos de su cuadrilla. Posteriormente, se cubrió la cara como si no quisiera presenciar lo que estaba ocurriendo en la arena. Durante cinco minutos, el desconcierto reinó sobre todo en el tendido de la contrabarrera del 9 desde donde Victoria contemplaba la faena acompañada de la madre del diestro, Chiqui del Hoyo, y sus dos hermanos, Virginia y Richi Caballero. Sus tres familiares partieron de inmediato hacia la enfermería, mientras que ella resistió estoicamente sentada en su localidad.

Victoria de Marichalar junto a la madre de Gonzalo Caballero, Chiqui del Hoyo
Victoria de Marichalar junto a la madre de Gonzalo Caballero, Chiqui del Hoyo - PALOMA AGUILAR

La cara de Victoria reflejó cierto alivio al contemplar que Caballero regresaba al ruedo con un corbatín en el muslo herido, para rematar al astado. Aunque el pronóstico no revestía grave, Victoria se resistió a abandonar la plaza una vez finalizada la corrida. Arropada por unas amigas y su hermano Felipe de Marichalar, quien siguió la faena de su amigo desde un burladero de empresa junto a Miguel Abellán, deambulaba por las inmediaciones del coso. El grupo aguardaba en la puerta de cuadrillas la salida de los toreros. Caballero abandonó la plaza en ambulancia camino al hospital San Franciso de Asís de Madrid y al salir, su madre se fundió en un cariñoso abrazo con Victoria. Una imagen que evidencia que la hija de la Infanta Elena ya es una más en la familia Caballero. Durante la corrida, no dejó de compartir confidencias con Chiqui.

• Para Ti Madrid, Siempre Todo • Gracias por tantos y tantos mensajes de apoyo y de ánimo. La herida evoluciona bien y esperando resultados de las pruebas cervicales. Deseando recibir el alta para empezar a recuperar los daños musculares y volver cuanto antes. Gracias

Una publicación compartida de Gonzalo Caballero (@gonzalocaballeroo) el

Victoria y el torero madrileño mantienen una amistad especial.Se conocieron gracias a su hermano Felipe de Marichalar, quien forma parte del grupo de amigos del espada madrileño, al que también pertenecen los futbolistas Marcos Alonso o Iker Muniain. Victoria, más devota de los toros que del fútbol, en seguida congenió con Caballero. Y aunque la joven ya era habitual en algunas plazas españolas, su presencia comenzó a ser frecuente en las tardes en las que toreaba su amigo. El pasado mes de octubre no faltó a la corrida benéfica de Torrejón de Ardoz, donde Caballero le brindó uno de los toros.

Fuera del albero, también han dejado rastro de su complicidad. El pasado 21 de abril, Caballero publicó una imagen de ambos en Instagram en un tentadero de Lora del Río (Sevilla). La mirada embelesada de Victoria hacia el torero resulta de lo más elocuente. Él se refiere a ella de forma cariñosa como su «talismán», aunque ninguno de los dos se ha pronunciado al respecto sobre su cercana relación.

Gran Mañana De Tentadero ! Talismán @vicmabor

Una publicación compartida de Gonzalo Caballero (@gonzalocaballeroo) el

Ésta no es la primera imagen de su álbum personal. En agosto del 2016, Caballero mostró una instantánea de ambos con un texto que dio pie a todo tipo de especulaciones: «Es un placer, Victoria, aunque Filip (Felipe) se ponga celoso», escribió entonces.

Su relación con la Familia Real española le ha situado en el foco mediático, aunque siempre se muestra reservado al hablar públicamente de ellos. « Es un gran orgullo que te sigan, que te apoyen y que sobre todo, se sientan identificados con tu forma de entender el toreo. Estoy muy bien rodeado. Tengo la suerte de tener grandes amigos y Felipe es uno de ellos. Es una persona excepcional. Lo que más valoro de la amistad es la lealtad y el ser fiel y me reconforta mucho haber encontrado gente así», confesaba el diestro en una entrevista con este periódico. El joven torero también recalcaba la dificultad de encontrar amigos verdaderos. «Por desgracia, tanto en el mundo del toreo como en el caso particular de Felipe, mucha gente se te acerca sólo por interés. A mí me gusta que me quieran como Gonzalo, no como el personaje que soy».

La nieta de Don Juan Carlos, que cumplirá la mayoría de edad el próximo septiembre, se caracteriza también por su carácter reservado. Trata de pasar desapercibida en su día a día y, a diferencia de su hermano, nunca se ha visto salpicada en escándalos. Es una buena estudiante, que acostumbra a salir con sus amigas del colegio St. George’s de La Moraleja, a las afueras de Madrid.

Volcada en sus estudios

Victoria se matriculó en este centro en 2015 para cursar sus dos últimos años de Bachillerato, después de terminar la Educación Secundaria Obligatoria en un internado en la localidad de Mayfield, a 64 kilómetros de Londres. Actualmente, se enfrenta a los exámenes globales de Segundo de Bachillerato y a principios de junio, se examinará la Prueba de Acceso a la Universidad.

Respecto a su vida sentimental, todavía no se le ha conocido una pareja oficial. A principios de año fue relacionada con un jerezano de 20 años, Miguel Gómez Mendoza, con el que se la fotografió paseando por el centro de Madrid. No se les volvió a ver juntos y parece poco probable que aquello fuera algo más que una amistad. Unos días antes de las vacaciones de Semana Santa, Victoria viajó a Sierra Nevada con sus compañeros de colegio. Allí, coincidió con un amigo especial, cuya identidad no ha trascendido.

Como cualquier chica de su edad, comienza a experimentar sus primeras emociones sentimentales. Pero, quizá aun resulte prematuro hablar de verdadero amor.