Aquiles Machado. ABC

Verdi levanta el telón del Kursaal

Alberto GONZÁLEZ LAPUENTE
Actualizado:

Dos años después de su inauguración oficial, la gran roca que el arquitecto Rafael Moneo dejó varada en la desembocadura del Urumea ha completado su asentamiento con la puesta en escena de «Rigoletto», uno de los más emblemáticos títulos de Giuseppe Verdi. Si entonces, gracias a la Quincena Musical, la música sirvió para la inauguración del edificio, ahora, por iniciativa del mismo festival, el Palacio de Congresos y Auditorio ha acabado por convertirse en el imprescindible teatro donde completar la conmemoración del centenario verdiano que la Quincena ha previsto en su programación. Levantó ayer el telón por primera vez y lo volverá a hacer los días 18 y 20 con la producción escénica de la English National Opera de Londres, creada por Jonathan Miller, en la que el drama del bufón Rigoletto salta desde la Mantua renacentista al ambiente mafioso de la Norteamérica de los años 20. Jesús López Cobos dirige al Coro Easo, a la Sinfónica de Euskadi y a un elenco que encabezan, entre otros, el barítono Alessandru Agache en el papel protagonista y el tenor Aquiles Machado como duque de Mantua ,

La interpretación del «Réquiem», prevista para el día 25, con dirección de Daniele Gatti, y la gala «Viva Verdi!», el 28, con Ana María Sánchez, Mariola Cantarero y Dennis O´Neill, entre otras voces, completarán el recuerdo verdiano previsto por la Quincena Musical donostiarra.