El verdadero motivo por el que Sophie Turner y Joe Jonas se han casado en Las Vegas

La actriz de «Juego de Tronos» y el cantante tendrán una segunda y fastuosa boda en Francia

MadridActualizado:

Todos esperaban una fastuosa ceremonia nupcial, a la altura de Priyanka Chopra y Nick Jonas en la India. Así que cuando se difundieron a través de las redes sociales las imágenes de la boda rockera celebrada en Las Vegas entre Sophie Turner (Sansa Stark en «Juego de Tronos») y el hermano mayor de Nick, Joel Jonas, los seguidores de la mediática pareja no podían dar crédito. La publicación «Entertaintment Tonight» confirmaba poco después la noticia.

La noche del miércoles, con un Elvis Preysler oficiando como notario, la actriz británica de 23 años y el cantante norteamericano, de 29, se daban el «sí quiero» en una ceremonia en la que no faltó nada de la parafernalia kitsch que acarrea cualquier enlace en la conocida como «ciudad del pecado».

Un Cadillac rosa de los años 50 llevó a los novios al templo, quienes se cambiaron unos anillos de caramelo. El casamiento estuvo amenizado por las estrellas del country Dan y Shay y entre los asistentes destacaron los dos hermanos Jonas, Kevin y Nick, y la esposa de este último, Priyanka Chopra, quien ejerció de dama de honor de la novia. También estuvo el DJ Diplo, quien se encargó de publicar varios stories de la ceremonia y la fiesta posterior a su cuenta de Instagram. Por supuesto, no faltaron los chupitos para brindar por la felicidad de la pareja.

La publicación de las fotos y vídeos del enlace enseguida se hicieron virales, con la consiguientes decepción de los seguidores de Turner y Jonas, quienes esperaban una boda más tradicional.

De hecho, habrá boda como Dios manda. Así lo desveló horas después la revista «People», que confirma que Sophie Turner hará su paseíllo hacia el altar vestida de blanco. pero habrá que esperar unas semanas, pues la gran boda de Sansa Stark será en Francia.

El motivo de esta primera boda en Las Vegas, que ha tenido un coste de 600 dólares, es que «ellos han tenido que casarse en Estados Unidos para que su estatus matrimonial sea legal allí, pero la auténtica ceremonia y fiesta tendrán lugar en Francia», según desveló a «People» una fuente muy cercana a la actriz. En Francia, por otro lado, una «ceremonia religiosa por sí sola no constituye un matrimonio legal», continúa la fuente.

Así pues, lo de Las Vegas ha sido la avanzadilla gamberra y divertida del que será uno de los enlaces más sonados de la temporada veraniega.