SANTAELLABanderas, Melanie y la hija de ambos, durante uno de los posados veraniegos ante su casa de Marbella

Los vecinos de Marbella decidirán si se derriba o no la casa de Banderas

por ANTONIO MONTILLA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MARBELLA. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado ya 15 licencias urbanísticas en Marbella concedidas entre 1991 y 2003, durante la denominada «era Gil». La última, notificada el 29 de julio, tiene una significación especial. Se trata de una vivienda unifamiliar en la parcela 18 de la urbanización Los Monteros, una de las más lujosas de la Costa del Sol. El chalé en cuestión es la residencia española de Antonio Banderas y de su esposa, Melanie Griffith. La sentencia, contra la que no cabe recurso, deja en manos de los denunciantes (la Comunidad de Propietarios de Los Monteros) la posibilidad de demoler la vivienda que, según el juez, se levanta de forma ilegal en una parcela calificada por el Plan General de Ordenación Urbana de 1986 como suelo de equipamiento sanitario y, además, invade el dominio marítimo terrestre. El Tribunal admite el recurso de los vecinos y deja sin efecto el permiso municipal de obras. Esta decisión judicial obliga a restablecer la misma situación anterior a la expedición del título viciado. Esto supone la demolición de la vivienda de Banderas. La comunidad de Propietarios de Los Monteros no quiere que se adopte esta medida tan traumática. Prefieren al actor malagueño en su vecindario, aunque no están dispuestos a renunciar a sus derechos como propietarios. Una de las curiosidades radica en que la constructora Nemic Muss S.L obtuvo la titularidad del terreno en una subasta realizada por la Reserva Federal de EE.UU. a causa de una deuda que reclamaba un banco del estado de Texas. Según los comuneros de Los Monteros, el dueño de esta entidad bancaria es nada menos que George Bush, ex presidente y padre del actual presidente norteamericano.