Sofiía Palazuelo y Fernando Fitz-James en Madrid
Sofiía Palazuelo y Fernando Fitz-James en Madrid - KCS

Unos duques millennialsEl enlace de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart será el acontecimiento social del año

El 6 de octubre, el Palacio de Liria será el escenario del «sí, quiero» de la pareja. Se conocen desde la universidad y llevan seis años de noviazgo

MadridActualizado:

El compromiso entre Fernando Fitz-James Stuart y Solís (27 años), actual duque de Huéscar y Grande de España, con Sofía Palazuelo (26), su novia desde 2013, no podía hacerse de rogar mucho más tiempo. Según se ha podido saber esta semana, la pareja se dará el «sí, quiero» el próximo 6 de octubre en el Palacio de Liria, residencia principal del duque de Alba y padre del novio, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo (69). «Ellos están muy contentos e ilusionados con la boda, tenían muchas ganas de dar este paso», cuenta a ABC una amiga cercana a la pareja. Y añade: «Tanto los padres de Sofía como los de Fernando están muy felices y orgullosos de ellos. El duque de Alba se lleva muy bien con ella».

Desde el fallecimiento de Cayetana de Alba, el 20 de noviembre de 2014, no se tardó en conocer el relevo generacional en la aristocrática familia. Y entre esas nuevas caras destacaba Sofía. Hija del arquitecto Fernando Palazuelo y de Sofía Barroso -una importante galerista de arte contemporáneo que, desde que comenzó ARCO, organiza el programa de coleccionistas de la feria-, Sofía pasó parte de su infancia en Mallorca, donde su padre se dedicaba a rehabilitar edificios para después venderlos. Junto a sus hermanos mayores, Fernando y Beltrán, estudió en el elitista American International School.

La última etapa de los hermanos Palazuelo en la isla coincidió con el divorcio de sus progenitores. La empresa del padre quebró por la crisis y, además, se enfrentó a un juicio por estafa, que le llevó a empezar de nuevo en Perú. Fue entonces cuando la madre volvió a Madrid con sus hijos y Sofía comenzó sus estudios de Comunicación y Marketing en el College for International Studies (CIS), donde conoció a su ahora futuro marido. Después de dos años y medio en el centro, Sofía decidió viajar a Boston para licenciarse en el Emerson College. Fue allí, en Massachusetts, donde comenzó su relación con Fernando Huéscar. «Sofía siempre ha sido una chica muy aplicada y, además, es muy cauta. Es de las que observa y después actúa, eso dice mucho de lo inteligente que es», asegura a este periódico una compañera de la universidad. «Es muy educada y muy fácil en el trato, siempre está sonriendo, aunque, como Fernando, no le gusta llamar la atención», concluye.

Pasiones, el arte y la moda

A la vuelta de su estancia en Boston, Sofía decidió combinar sus estudios con una de las grandes pasiones que le ha inculcado su madre desde pequeña: el arte. Así, comenzó a trabajar en el área de eventos de Art Arround, la agencia que dirige Sofía Barroso y que se ha especializado en guiar a personalidades con un alto poder adquisitivo por las colecciones de arte más importantes de España y Portugal. Con las oficinas en la madrileña calle del Monte Esquinza, no es difícil ver a la futura duquesa de Huéscar un día cualquiera entre semana tomando una ensalada en el restaurante Petit Appetit de esta misma calle o caminando por las vías aledañas a Génova o la Plaza de las Salesas. Muchas veces le acompaña su prometido. Juntos también se les ha visto en el restaurante Arahy (Alcalá, 58).

Sofía Palazuelo con unas amigas por las calles de Madrid
Sofía Palazuelo con unas amigas por las calles de Madrid - KAB

Todo seguirá igual

«A Sofía no le gusta que la llamen ‘‘la novia de’’, seguirá trabajando con su madre», responde un amigo del duque de Huéscar cuando se le plantea la posibilidad de que ella se dedique a cuestiones relacionadas con la casa de Alba tras la boda. «Tiene mucho carácter y las ideas muy claras, es dueña de su vida», añade.

Una forma de ser que transmite con su vestidor. Maje es una de las firmas a las que más recurre; también es asidua a las novedades de Sandro y Temperley London. La moda es otra de las pasiones de Sofía, una afición que ha sabido transmitirle su tía Teresa Palazuelo, que es diseñadora y será la encargada de crear su vestido de novia.

Tras la boda, todo seguirá igual en la Casa de Alba y para el recién estrenado matrimonio. Palazuelo continuará en Art Arround y Fernando ayudando a su padre a gestionar los asuntos de la Casa. Lo que sí se sabe es que la pareja vivirá fuera del Palacio de Liria. «Ellos tienen su vivienda, donde Fernando reside desde hace tiempo», comentan fuentes cercanas a Liria. Con el duque de Alba seguirán viviendo su otro hijo, Carlos Fitz-James Stuart y Solís, conde de Osorno, y su hermano Fernando Martínez de Irujo. Con esta unión, la continuidad de la Casa de Alba sigue su curso.