Donald Trump
Donald Trump - ABC

Trump, vacaciones en su campo de golf en Bedminster

El presidente recomendó en un libro no tomar nunca vacaciones, pero se toma más descansos que su antencesor en el cargo

WashingtonActualizado:

Trump,en Twitter: «Barack Obama jugó ayer al golf. Ahora se va diez días de vacaciones a [la isla de] Martha’s Vineyard. Buena ética de trabajo». 17 de octubre de 2011, de nuevo en Twitter: «¿Por qué Barack Obama está siempre de campaña o de vacaciones?». 20 de agosto de 2014: «Mientras Obama hace vacaciones, juega al golf, asiste a fiestas y conciertos de jazz, el ISIS está cortando cabezas de periodistas». 14 de octubre de 2014: «¿Te puedes creer que, con todos los problemas y dificultades que enfrenta Estados Unidos, el presidente Obama se pasó todo el día jugando al golf? Peor que Carter».

Donald Trump no solo puso en duda el lugar de nacimiento de Barack Obama o criticó permanentemente sus políticas -que ahora, con obstinación y velocidad de crucero, está revirtiendo una a una-, sino que criticó en numerosas ocasiones que Obama se fuera de vacaciones, y dedicó hasta en 27 tuits el tiempo que su antecesor en la presidencia dedicaba a jugar a golf. El pasado jueves, Trump empezó las suyas, que por segundo verano consecutivo parece que pasará, en efecto, jugando a golf. Y como es costumbre, lo hará en uno de sus propios clubes, el que tiene en este caso en Bedminster, Nueva Jersey. La Administración Federal de Aviación emitió una alerta temporal de vuelo para el área de Bedminster entre el 2 y el 13 de agosto, indicativa de sus planes.

Bedminster
Bedminster - ABC

Como hay gente para todo, hay quien se toma la molestia de hacer el cálculo de los descansos presidenciales y comparar los días que unos y otros pasan de asueto. Hace un año, «The Washington Post» señaló que, hasta que se tomó sus primeras vacaciones de verano como presidente, Donald Trump había dedicado 53 días a descansar, mientras que en su primer año al frente del país, Barack Obama paró solo 15. En ese tiempo, Trump jugó 33 veces a golf, por 17 de Obama. Además, el actual inquilino de la Casa Blanca tiene sus propios campos de golf y lugares de recreo, como el de Mar-a-Lago en Florida, donde pasa muchos de sus fines de semana en invierno, por lo que hay quien le critica que todo forme parte de una permanente campaña comercial, aparte de que el gasto de seguridad lo pagan los ciudadanos.

Todo esto teniendo en cuenta que Trump prescribe no tomarse vacaciones. En su libro de 2004 «Trump: Think like a billionarie» (Trump: piensa como un multimillonario), el presidente (o quien escribiera en su nombre) recomendaba: «No tomes vacaciones. ¿Qué sentido tiene? Si no disfrutas de tu trabajo, entonces estás en el trabajo equivocado». A muchos en Estados Unidos les gustaría que el presidente hiciera caso de su propio consejo y, al menos, se buscara otro empleo. Pero de momento, Donald Trump tiene previsto presentarse a la reelección en 2020.

Ivanka Trump y su marido Jared Kushner, con sus dos hijos Theodore y Joseph, en el campo de golf de Trump
Ivanka Trump y su marido Jared Kushner, con sus dos hijos Theodore y Joseph, en el campo de golf de Trump - ABC

Kenneth Walsh, autor de un libro sobre los presidentes y sus lugares de descanso, señaló en «USA Today» que «cada vez que un presidente se va de vacaciones, la oposición siempre monta un alboroto al respecto». Aunque con Trump es probable que el alboroto lo monte el mismo. Al fin y al cabo, de vacaciones o en el Despacho Oval, y para terror de los periodistas de guardia este verano, y quizá de sus abogados, siempre tiene el móvil y Twitter a mano.