Tocado y hundido: cae en picado la imagen de David Bisbal

La vida privada del artista ha estado en boca de todos desde que dejase de ser una persona anónima

MadridActualizado:

Hace una semana David Bisbal, que nunca habla sobre su vida privada, se mostró dolido y al borde del llanto ante las cámaras. «Habéis intentado con mi madre lo que nunca habéis conseguido de mí», dijo el cantante muy serio. Se refería a unas declaraciones que su madre, María Ferre, hizo por error a un programa de televisión sobre su expareja, Elena Tablada. «Sabéis que de mis asuntos personales no hablo. Ahora bien, tengo que decir una cosa muy importante: habéis engañado a mi madre. Una persona mayor que no está al cien por cien, porque todo este tipo de cosas le superan y eso no está bien», afirmó Bisbal. Y prosiguió: «Sabéis que eso no es lo correcto. Mi madre se merece un respeto. Y habéis conseguido lo que sabéis perfectamente que no vais a conseguir de mí, que es dar unas declaraciones. No es mi trabajo, yo no voy a ganar dinero en este sentido».

Rompecorazones

Sin embargo, y aunque él lo niege, la vida privada de Bisbal ha sido aireada desde su entrada en la Academia de «Operación Triunfo». El flirteo entre Bisbal y Chenoa enamoró a los espectadores, algo parecido a lo que ocurrió la última edición con Alfred y Amaia. Sin embargo existe una clara diferencia entre ambas parejas y es que en el caso de los concursantes de la primera edición, el de Almería dejó una chica esperándole cuando entró en el concurso. Se llamaba Raquel Segovia y empezaron su relación tras dos años trabajando juntos en la orquesta Expresiones –con la que recorrían la geografía española de localidad en localidad, animando las fiestas populares–. Ella fue quien más le animó a presentarse a los castings los para entrar en la célebre Academia televisiva. No imaginaba lo que a la postre contemplaría a través de la pequeña pantalla la gestación de un romance que le partió el corazón. Ahora trabaja como asistente en una clínica dental, prefiere continuar en el anonimato y siempre se ha resistido a las suculentas ofertas para hablar de su expareja.

David Bisbal y Raquel Segovia
David Bisbal y Raquel Segovia

Desde Raquel, otras seis mujeres han conquistado a Bisbal. En abril de 2005, varias cámaras asistían a la desgarradora escena de Chenoa llorando en el portal de su casa después de que David anunciara que habían roto. A la cantante de origen argentino aquello le pilló por sorpresa, al igual que la existencia de Elena Tablada en la vida de quien fue su pareja.

Chenoa
Chenoa

Con Elena compartió seis años de convivencia en Miami y la felicidad del nacimiento de su única hija, Ella, en febrero de 2010. A principios de 2012, y tras la complicada separación de Tablada, se hacía público el idilio de Bisbal con la modelo Raquel Jiménez. El amor les duró un año. Más tarde, mantuvo un breve romance de verano con la que fue Miss Universo en 2006, la espectacular puertorriqueña Zuleyka Rivera, pero con la llegada del otoño Bisbal y Jiménez se daban otra oportunidad, para romper a finales de 2013: la distancia y que ella adquiriera notoriedad por ser su pareja le llevaron a terminar con la relación.

Elena Tablada y David Bisbal junto a su hija Ella
Elena Tablada y David Bisbal junto a su hija Ella - EFE

En marzo de 2015, el cantante aparecía en Los Ángeles en compañía de la argentina La China Suárez, y en enero de este año se confirmaba que Bisbal por fin había encontrado a su media naranja: la actriz de telenovelas venezolana Rosanna Zanetti. «Ella es mi versión en femenino», comentó a ABC.

El cantante y la modelo se dieron el «sí, quiero» por sorpresa el pasado mes de julio en la finca Los Claustros de Ayllón, en Segovia. La ceremonia reunió a unos 30 invitados, todos ellos familiares de la pareja. «Ni en sueños habríamos imaginado una boda más perfecta», comentó el cantante en Instagram. Tres meses después la pareja anunciaba que serían padres. «Cuando creíamos que ya no podíamos ser más felices, llega la sorpresa más bonita que podíamos recibir. La familia crece», anunciaron también a través de las redes sociales.

Exclusivas a golpe de talonario

Como se puede comprobar, la vida privada del artista ha estado en boca de todos desde que dejase de ser una persona anónima. Y quizás esto ha sido el motivo por el cual es el concursante de la primera edición que más expectación crea cada vez que ofrece un concierto.

Siempre se ha mantenido al margen de los programas y revistas del corazón, anunciando cada paso que daba en su vida sentimental a través de las redes sociales o con declaraciones gratuitas a los medios, sin embargo desde que su madre accedió a responder unas preguntas para «Sálvame», donde puso de vuelta y media a su exnuera, y sus posteriores declaraciones hacia el programa han hecho caer en picado su popularidad. Habrá que esperar a ver si finalmente el cantante sucumbe a las jugosas ofertas que cada semana le ofrecen las revistas para que hable sobre su vida.