Tita Cervera
Tita Cervera - Gtres

Tita Cervera: «Estoy sufriendo muchísimo por mi hijo Borja»

El primogénito de la baronesa Thyssen se podría enfrentar a tres años de prisión y a una multa de un millón de euros por defraudar a Hacienda

MadridActualizado:

Tita Cervera está viviendo uno de los momentos más desagradables de su vida, pues se muestra muy preocupada por la situación judicial que está atravesando su hijo Borja. Su primogénito se enfrenta a tres años de prisión y una multa de un millón de euros por un supuesto fraude a Hacienda.

Durante una entrevista a la revista «Semana», la baronesa Thyssen ha confesado que está sufriendo muchísimo por él: «Lo llevo fatal. Sus abogados me dicen que no me puedo meter; no me dejan, pero me comentan que la situación es correcta. Todo lo que se está recabando es correcto. No hay ningún tipo de error. Pero hay que recorrer el camino. A pesar de los problemas que hemos tenido, una madre siempre es una madre y Borja es lo más importante en mi vida».

Además, Tita Cervera también ha expresado su preocupación por sus otras dos hijas, Guadalupe y María, que ya son adolescentes: «Son tiempos diferentes, y ya sufrí la adolescencia de Borja, aunque nunca sabes. Es cierto que una madre se preocupa más por las hijas».

Haciendo referencia a su faceta artística, la baronesa expone que lleva dos años sin coger un pincel, pero ahora que tiene más tiempo va a intentar retomarla. «Me hace mucha ilusión. Aprendí a pintar sola y he ido evolucionando por mí misma. Si ves el primer cuadro y el último se puede apreciar la diferencia».

Además, Tita se ha pronunciado sobre la polémica con su hijastra Francesca, quien ha indicado en una entrevista a la revista «Vanity Fair» que a la baronesa Thyssen y a su hijo solo les interesa el dinero. «Francesca no tiene memoria. Dos años antes de fallecer mi marido, su hermano y su hermanastro se querellaron contra él para quitarle todo el dinero. Los dos últimos de su vida Francesca no le vino a ver. Yo renuncié a todo como viuda, a todo menos al arte. Desde luego, Francesca no fue inteligente, porque al luchar contra su padre le quitó mucho a él, pero también se lo quitó a ella misma. Solo una persona salió beneficiada de toda esta historia y no fuimos ni yo, ni ella ni su hermano».