Thibaut Courtois con su exnovia y sus hijos en su presentación con el Real Madrid - REUTERS | Vídeo: Courtois ya se entrena bajo la portería blanca (ATLAS)

real madridThibaut Courtois, un fichaje por amor a la familia

El portero belga volverá a la capital español para estar más cerca de sus hijos Adriana y Nicolás, fruto de su relación con la tinerfeña Marta Domínguez. La pareja anunció su separación hace un año, pero mantienen una excelente relación

Actualizado:

En Argentina han desarrollado su propio término para hablar de las parejas de los futbolistas. Se refieren a ellas como «botineras», evitando el anglicismo WAG («wives and girlfriends», o lo que es lo mismo, «esposas y novias») que tan extendido está en España. En Francia se refieren a ellas como «compagnes» («compañeras»). No importa el término, el fenómeno es el mismo: mujeres que siguen a los futbolistas allí a donde van para mantener unida la familia. Las carreras de ellos determinan el futuro de ellas. Pero, muy de vez en cuando, aparece un jugador que toma decisiones laborales en función de dónde residen sus hijos y la madre de los mismos. Ese es el caso de Thibaut Courtois.

El Real Madrid ha anunciado esta semana el fichaje del portero belga, quien ya había explicado en todos los idiomas posibles que su ilusión era volver a Madrid para estar cerca de sus hijos. En la capital española viven Adriana (3) y Nicolás (1) junto a su madre, la tinerfeña Marta Domínguez, expareja del cancerbero.

Pese a que hace más de un año que Domínguez y el nuevo guardameta del Real Madrid pusieron fin a un noviazgo plagado de rumores de infidelidades, su relación es excelente. Marta acudió a la presentación del belga en el Santiago Bernabéu, quien se dirigió a ella para darle las gracias porque «aunque no estemos juntos, eres muy importante para mí».

My little princess 👧🏻❤️ #daddysgirl

Una publicación compartida de Thibaut Courtois (@thibautcourtois) el

El noviazgo de Courtois con la canaria salió a la luz en 2014, cuando el portero besó sin pudor a una impresionante morena en las gradas del Camp Nou para celebrar su victoria en La Liga. Su nombre era Marta Domínguez, nació en Santa Cruz de Tenerife y conoció al guardameta mientras trabajaba como camarera en Gabana. Courtois, poco dado al mundo de la noche, comenzó a frecuentar la histórica discoteca madrileña dispuesto a conquistar a la morena. Iba temprano a la sala, no se separaba de la barra donde servía copas Marta y se iba a una hora prudencial para estar en buenas condiciones al día siguiente.

INSTAGRAM
INSTAGRAM

La canaria, estudiante en la Universidad Autónoma de Madrid, dejó el mundo de la noche y empezó a trabajar como dependienta en una tienda de la conocida marca Hollister situada en un centro comercial. El belga iba alguna vez a recogerla, pero rara vez entraba en la tienda, consciente de la importancia del anonimato para su pareja. Todo iba sobre ruedas, hasta que una portada de «Interviú» abrió la primera brecha entre la pareja.

«El amor secreto de Courtois»

Mientras el futbolista se encontraba concentrado con la selección belga de cara al Mundial de Brasil, la enésima tronista de «Mujeres y Hombres y Viceversa» mostraba sus encantos en la portada de «Interviú». Se trataba de Jennifer Sánchez, a quien la revista definía como «el amor secreto de Courtois».

Jennifer, o Jeny, aseguraba que había tenido una relación con el belga mientras él pasaba una mala racha con Marta. Según su versión, todo empezó con un intercambio de tuits en el que ella le pedía que no se fuera al Chelsea. El portero le envió un mensaje privado para organizar una primera cita y terminaron quedando con frecuencia en distintos hoteles de la capital. «Me tanteaba diciéndome que si yo estaría más tiempo con él cuando lo dejaran», contaba la joven, madre de una niña. El «affaire» se prolongó hasta que Jeny vio cómo el jugador besaba a su novia en las gradas del Camp Nou, momento en el que empezó a planear su venganza.

Pese al terremoto que supuso la portada, Marta Domínguez decidió restar importancia a las palabras de la tronista y, tras el Mundial, puso rumbo a Londres junto a Courtois. Pero en abril de 2017, el mismo día que Paula Echevarría y David Bustamante anunciaban su separación, el portero y la tinerfeña ponían también punto final a su noviazgo.

Apenas faltaba un mes para el nacimiento de su segundo hijo, pero Courtois y Dominguez decidieron que lo mejor era terminar con su relación amorosa. «Desde septiembre cada uno hace su vida aunque Marta esté embarazada de nuestro segundo hijo», explicaba el futbolista en un comunicado, en el que destacaba que todavía quedaba cariño entre ellos. «Marta y yo continuaremos estando presentes uno en la vida del otro, como excelentes amigos y como los mejores padres que nuestros hijos puedan desear. Su bienestar es nuestra prioridad».

Pese a las buenas palabras y a la petición de respeto por parte de ambos, los tabloides británicos no tardaron en dar un nombre a la supuesta mujer por la que Courtois había roto con Domínguez. Según publicó «The Sun», se trataba de una joven de 18 años llamada Delaney Royle, a quien conoció buscando una paseadora de perros para sus mascotas.

Lío de faldas en la selección

Pese a ser definido como una persona tímida y tranquila por quienes le conocen, Thibaut Courtois cuenta con un historial amoroso bastante ajetreado. Antes de comenzar su relación con la madre de sus hijos y serle infiel (supuestamente) en dos ocasiones, el portero estuvo en el punto de mira de sus compatriotas por acostarse con la novia de Kevin De Bruyne, compañero de la selección belga.

Fue en noviembre de 2012, según confesó la chica en cuestión, Caroline Lijne. La joven se tomó bastante mal que De Bruyne confesara en su autobiografía varias infidelidades durante su relación, una de ellas con su mejor amiga de la infancia. Por ello, recurrió a una revista para contar que, tras una discusión con su madre, viajó a Madrid para encontrar consuelo en los brazos del entonces portero del Atlético de Madrid. «Thibaut me ofreció más que Kevin en tres años. Con él tenía conversaciones interesantes e incluso me cocinó», reveló.