Edurne, Terelu y Marta Sánchez ayer en Madrid
Edurne, Terelu y Marta Sánchez ayer en Madrid - ABC
GENTE

Terelu Campos: «No creo que mi hija quiera salir ante las cámaras cuando cumpla 18 años»

La presentadora, que amadrinó un acto solidario para la lucha contra el cáncer junto a Edurne y Marta Sánchez, asegura que se siente «muy bien» viviendo sin pareja

MadridActualizado:

Un año más Terelu Campos y Marta Sánchez han amadrinado la campaña de Ausonia «Juntas somos más fuertes» –cumple su décimo aniversario–, con objeto de apoyar la Asociación española Contra el Cáncer. La novedad ha sido la incorporación de la cantante Edurne. Hasta ahora, ese trío lo había completado la fallecida Bimba Bosé y precisamente fue el pasado año, en este mismo evento, cuando la modelo apareció en público por última vez.

Por supuesto, todos tuvieron en el recuerdo a la dulce Bimba, pero también amuchas mujeres que luchan cada día por salir adelante y vencer a la enfermedad. «El control es fundamental. Hay que revisarse todos los años», aseguraba Edurne, quien lo hace ya esté en Madrid o en Manchester donde vive con su novio, el guardameta David Degea. «No tenemos planes de boda pero es verdad que no la necesito para tener un hijo. Aún no hemos hablado de nada porque estamos muy bien disfrutando nuestra vida tranquila y sin necesidad de cambiar», repetía Edurne cansada de que cada dos por tres la quieran casar con su pareja. En Manchester es donde actualmente compone el nuevo disco que espera sacar en 2018, «sin prisas y a mi manera», añade.

Pontevedra en el corazón

A diferencia de Edurne Marta Sánchez y Terelu ahora no tienen pareja. Las dos han vivido el cáncer muy de cerca. Marta perdió a su hermana gemela hace unos años por esta enfermedad y Terelu, que está feliz, acaba de recibir el alta médica. Instalada de nuevo en Madrid tras tres años en Miami, Sánchez se acaba de alquilar un dúplex al lado del colegio de su hija. «Cuando he aterrizado y he visto el incendio tan horrible que hay en mi tierra del alma me ha dado una pena espantosa. Pontevedra es mi referencia, mis veranos, mis recuerdos…», aseguraba la cantante. «He vuelto porque he comprendido que puedo llevar mi carrera desde aquí. En Miami vivía con más estrecheces, todo es muy caro y me he cansado de poner lavadoras», se sincer. La cantante asegura que va ganando confianza con los años –«mi cuerpo es fruto de lo que me lo trabajo», dice– y confiesa que su carácter muchas veces esconde sus inseguridades. «Soy muy miedosa con las cosas de la salud porque yo no tendría la entereza de mi hermana», aclara.

También repitiendo lo importante que es la investigación para el cáncer Terelu habló de lo bien que se siente sin pareja –«no estoy buscando» y de la preocupación ahora que faltan cinco meses para que su hija sea mayor de edad. «Creo que será más como Andrea Janeiro, de no querer estar delante de las cámaras». La pregunta viene al pelo tras el posado de Francisco Rivera con su hija, acto que «yo no tengo muy claro cómo lo haré cuando llegue el día». Sobre la salud de su madre, anuncia que su mejor medicina sería «la ilusión de tener un proyecto de trabajo». Y sobre lo que se está viviendo en Cataluña, sólo dice que siente «mucha pena y tristeza, pero tengo esperanza de que las cosas se puedan reconducir y encontrar el entendimiento de años atrás». Eso sí, de la extraña aparición de María Teresa Campos en Telecinco días atrás para el debate de «Gran Hermano» asegura que «solo lo vi un minuto y no entendí nada». Ni ella ni nadie.