El tenor Juan Diego Flórez dice que no habrá «estrellas» en su boda

El tenor peruano Juan Diego Flórez descartó hoy que vaya a haber "estrellas" internacionales en su boda con la australiana Julia Trappe, el próximo 5 de abril en la Catedral de Lima, y afirmó que aún

EFE
Actualizado:

El tenor peruano Juan Diego Flórez descartó hoy que vaya a haber "estrellas" internacionales en su boda con la australiana Julia Trappe, el próximo 5 de abril en la Catedral de Lima, y afirmó que aún no piensa en tener hijos.

"No crean que hay un montón de estrellas en el matrimonio, son todos amigos, conocidos (...) Plácido Domingo no puede venir, lamentablemente los cantantes tienen agendas muy copadas", dijo Flórez a los periodistas, tras visitar en el Palacio de Gobierno de Lima al presidente peruano, Alan García, para invitarlo a la ceremonia nupcial.

"Bryan Adams es un amigo, estará bastante ocupado, tiene un concierto al día siguiente. Lo hemos invitado y puede ser que no venga y yo lo entiendo", agregó el famoso tenor al referirse a la presentación del rockero canadiense el próximo 6 de abril en Lima.

Flórez -quien tras cuatro años de convivencia, contrajo matrimonio civil con Julia Trappe en abril pasado en Viena- manifestó que casarse en Lima es para él como "un sueño".

"Yo quiero mucho al Perú y quiero mucho a Lima, todo lo que es Lima me encanta y como ustedes saben soy bastante criollo, me gusta la comida, la música, los monumentos", subrayó el representante del 'bel canto' al explicar su decisión de celebrar la boda en el centro histórico de esta ciudad.

Antes de su visita al presidente, el cantante lírico reveló a Radio Programas del Perú (RPP) que él y su esposa han considerado la posibilidad de tener hijos, pero dentro de 3 ó 4 años cuando tengan "un poquito menos de compromisos".

"Es difícil con esta carrera, viajando siempre, estando siempre en hoteles, aviones y ciudades diferentes", remarcó Flórez al matizar que piensa que todavía se encuentra en una etapa joven de su carrera y que, tras 11 años, aún es considerado como un "bebé" en el mundo de la ópera.

"Una carrera medianamente larga tiene 20 ó 25 años. Domingo tiene más de 40 años (de carrera) y (el fallecido Luciano) Pavarotti tuvo también más de 40 años en los escenarios. He hecho bastante hasta ahora, pero quiero hacer más por mi patria", destacó.

El tenor aprovechó la ocasión para lamentar la falta de desarrollo de la actividad lírica en su país, y destacó que, por ejemplo, Ecuador cuenta con dos conservatorios mientras que Perú sólo tiene uno con una infraestructura precaria.

"Se debe comenzar con cosechar la enseñanza musical. Por ejemplo el Conservatorio es muy pobre en Perú. No hay presupuesto para enseñarles a los jóvenes, faltan profesores, instrumentos e infraestructura", dijo el tenor que encarnará al duque de Mantua en "Rigoletto" de Giuseppe Verdi, los días 31 de Marzo y 3 de Abril en el Puerto del Callao.