Juliana Awada
Juliana Awada - GTRES

El talón de Aquiles de Awada: acusan a su primo de secuestrar a su hijo

Según fuentes de la familia de Cecilia Prikels (33 años), exmujer del primo de la primera dama, esta semana se efectuó una denuncia en la comisaría de la localidad bonaerense de San Martín por el secuestro del vástago de la pareja

Guadalupe Piñeiro
BarcelonaActualizado:

La primera dama argentina, Juliana Awada, tiene todas las cualidades que la prensa internacional suele ponderar en las mujeres que acompañan a los presidentes: es discreta, recatada y, en muy poco tiempo, consiguió destacar en los medios de todo el mundo por su elegancia y glamour. Sin embargo, continúan pesando sobre sus espaldas los incesantes enfrentamientos familiares que la acompañan desde que su marido llegó a la Casa Rosada, en diciembre de 2015. Esta semana, la situación se agudizó cuando se dio a conocer que su primo hermano Juan Manuel Awada (43 años) enfrenta una causa en la Justicia por el secuestro de su propio hijo de siete años, Kalil Eduardo Awada.

Drama y violencia

Según fuentes de la familia de Cecilia Prikels (33 años), exmujer del primo de la primera dama, esta semana se efectuó una denuncia en la comisaría N°1 de la localidad bonaerense de San Martín por el secuestro del vástago de la pareja. Juan Manuel Awada decidió llevarse al niño de la casa de la abuela donde vivía, antes de que se le otorgara la custodia. «El día que debía ir al Juzgado para ser notificado de que me entregaban la tenencia provisoria a mí vino a casa y se lo llevó"», señaló la madre de Prikels al medio argentino Big Bang News.

Desesperada, Marta Maitz, la madre de Cecilia, utilizó la prensa para pedirle a Juliana Awada públicamente que intercediera por el bien del pequeño, pero no recibió respuesta. La abuela materna del pequeño describió la situación en diálogo con Big Bang News: «Vino a ver a su hijo y se lo llevó. No sabemos nada. Intentó convencerme para que le entregue la tenencia definitiva de mi nieto a cambio de poder verlo y luego comenzó a decir cosas feas que no quiero ni pensar».

No es la primera vez que el nombre de Juan Manuel Awada aparece en la prensa vinculado a un suceso delictivo: ya en el año 2016, Prikels presentó una demanda contra él por malos tratos físicos y psíquicos. Es por ese motivo que la Justicia argentina habría tomado la decisión de dejar a su vástago en manos de su abuela.

Una familia enfrentada

Los conflictos en la familia Awada llevan años en la esfera pública. Uno de los más resonados es la tensa relación de la primera dama con su hermano, el actor Alejandro Awada. Admirador del gobierno de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, el intérprete desaprobó desde sus inicios la relación de Juliana con Mauricio Macri. Y con la llegada al poder del expresidente de Boca Juniors, el vínculo se complicó aún más.

También la sobrina de la esposa de Macri Naiara Awada –hija de Alejandro-admitió en varias ocasiones tener un trato distante con la primera dama. A mediados de 2018, la joven había lanzado en Twitter una frase lapidaria contra su tío: «Señor Presidente, no quisiera estar en sus asquerosos zapatos».

Por su parte, el denunciado Juan Manuel es hijo de Eduardo Awada, el otro hermano de Juliana y quien fundó junto a Juliana –y al padre de ambos Abraham Awada- la marca de indumentaria Awada, denunciada por el uso de talleres clandestinos. Toda una serie de escándalos rodean a los Awada desde mucho antes de que Juliana se convirtiera en primera dama. Por ese motivo, en sus presentaciones abundan imágenes de su hija Antonia, pero brillan por su ausencia las de sus hermanos o alguien de su árbol familiar.