La duquesa de Alba y Sofía Loren, ayer, durante su visita al Salón Internacional del Caballo de Sevilla. Nieves Sanz

Sofía Loren, en el homenaje del Salón del Caballo a la duquesa de Alba

Por María José CARMONA
Actualizado:

La presencia de la actriz italiana Sofía Loren en Sicab, ayer por la tarde, desbordó todas las previsiones de asistencia de público. La ya de por sí abarrotada undécima edición del Salón Internacional del Caballo de Sevilla se llenó de la elegancia de las damas y caballeros que se dieron cita en el Palacio de Exposiciones y Congresos para arropar a la estrella del cine y para acompañar a la duquesa de Alba, a la que la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza (Ancce) homenajeó por la colaboración que siempre le ha prestado Cayetana al Salón y por la afición que tiene por esos animales. Fue Sofía Loren la encargada de entregar a la duquesa de Alba la escultura con la que la premió Sicab.

Cayetana de Alba, puntual como siempre, llegó a Sicab junto a la marquesa de Saltillo. En el palco de autoridades estuvo acompañada, entre otros amigos, por el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, así como por Curro Romero, Carmen Tello, Los del Río, María Rosa o Fermín Bohórquez. Gran expectación levantó la presencia, muy cerca de la duquesa de Alba, de Genoveva Casanova, madre de los mellizos Amina y Luis Martínez de Irujo, nietos de Cayetana.

Cuando el espectáculo ecuestre que organiza Ancce cada año en Sicab ya había comenzado, entró en el palco Sofía Loren, vestida con un traje largo negro, cuyos hombros cubría con tul. Los organizadores de Sicab eligieron para anunciar la entrada de la actriz, con zapatos y bolso de mano rojo, los sones de «Funiculí, Funiculá», interpretados por Pavarotti. Además, le habían propuesto a Sofía que entrara en la pista montada en una carriola, invitación que la estrella declinó.

La acrobacia, la belleza, el riesgo y la habilidad de caballos y jinetes fue largamente aplaudida por la diva italiana que se mostró encantada durante el número flamenco, así como cuando salió a la pista el pequeño de 5 años Sebastián Fernández y cuando se interpretó sobre la arena una escena inspirada en el Medioevo y el animador recordó la película «El Cid Campeador», filme, rodado en España, interpretado por Charlton Heston, en el papel de Rodrigo Díaz de Vivar, y por Sofía Loren, Como doña Jimena.

Tras el espectáculo, compuesto por once números, y con en el público puesto en pie y aplaudiendo, bajó a la pista la duquesa de Alba, también vestida en tonos negros, que alegraba con una chaqueta atravesada por finos hilos de colores, para recibir el homenaje del Salón del Caballo.