Foto publicada en un periódico italiano en la que Sienna Miller aparece desnuda junto a Balthazar Getty
Foto publicada en un periódico italiano en la que Sienna Miller aparece desnuda junto a Balthazar Getty

Sienna Miller, practicante del amor libre

Los tiempos han cambiado, como decía Ingrid Bergman a finales de los 60. Pero sin pasarse. En marzo de 1950 el senador Edwin C. Johnson tomaba la palabra en el Senado de los Estados Unidos para soltar

ROSA BELMONTE
Actualizado:

Los tiempos han cambiado, como decía Ingrid Bergman a finales de los 60. Pero sin pasarse. En marzo de 1950 el senador Edwin C. Johnson tomaba la palabra en el Senado de los Estados Unidos para soltar un discurso sobre un asunto de calado. El adulterio de Ingrid Bergman. Se dedicó a llamar de todo a la actriz sueca. Entre otras cosas, «practicante del amor libre». Robertino había nacido en febrero. Y, cielos, no era del marido de Ingrid Bergman sino de Roberto Rossellini. Su relación, con matrimonio posterior, con el director italiano le costó el exilio de Hollywood por diez años. Las practicantes del amor libre no suelen recibir el mismo trato que los practicantes del amor libre (y desde luego que Ingrid Bergman no lo era, pobre, sólo cambió de marido).

Si hace unos meses le tocaba a Carla Bruni recibir los palos sexistas por su poblado pasado sentimental antes de convertirse en esposa del señor presidente (y aprender a sentarse con las rodillas juntas), ahora le toca a Sienna Miller. La actriz se hizo famosa cuando coincidió con Jude Law en «Alfie» (2004) y empezó a salir con él (el guaperas la engañaría con la niñera de sus hijos).

Sienna Miller, de 26 años, nació en Nueva York en una familia acomodada pero se crió en Inglaterra. Fue al superpijo Heathfield Saint Mary´s School en Ascot, donde también han estudiado Marisa Berenson o Tamara Mellon (la dueña de Jimmy Choo). Tras Law, la lista de sus novios parece el quién es quién de actores y modelos (es como un hombre). Daniel Craig, Jamie Burke (modelo que también salió con Kate Moss), Isaac Ferry (el hijo modelo de Bryan Ferry), Sean Penn, Orlando Bloom, Hayden Christensen o Rhys Ifans (el rubio de «Notting Hill»), su penúltima relación. El nuevo es Balthazar Getty, de 33 años, el Tommy Walker de «Cinco hermanos», hijo de Paul Getty Jr. (al que cortaron la oreja durante su secuestro en 1973). Y, lo más importante para los biempensantes, casado y padre de cuatro hijos (de nueve meses a ocho años). Antes de casarse con Rosetta Millington, la madre de los niños, el chico destacaba. Un auténtico Getty. A los 14 años era alcohólico. A los 15 (cuando empezó como actor en « El señor de las moscas») se fue de casa con una sobrina de Frank Zappa. Y a los 17 era adicto a la heroína. Durante los seis años de cuelgue vio morir algunos amigotes (River Phoenix y Bad Renfro, ambos de sobredosis). Se casó, ya limpio, en el 2000. Y ahora tiene novia.

Ya se los había visto juntos en el Chateau Marmont de Los Ángeles pero las fotos de los últimos días en la costa de Amalfi han llevado a la mujer de Getty a decir que se ha sentido humillada. La humillación de la esposa es lógica, sobre todo cuando tu marido aparece agarrando las tetas a otra mujer (y la otra mujer agarra la entrepierna de tu marido). Las amigas de Rosetta se la han jurado a Sienna Miller en Hollywood. La panda la forman Demi Moore, Patrica Arquette, Courtney Cox o Rachel Bilson. Sin necesidad de amigas, los medios ya la ponen verde. Destroza hogares es el lugar común, claro. El impresentable pero poderoso bloguero Perez Hilton la llama «Sluttyenna» («slut» es fulana) y en «The Sun» se preguntan si es una zorra o una víctima. Ay, como diría Somerset Maugham, ¿sabes que los tasmanos, que nunca cometieron adulterio, se extinguieron?

Fe de erratas. Ayer se publicó (sobre Joan Collins) que en un reportaje en «¡Hola!» «aparecían la señora, el chófer ... y las chicas de servicio». No era «aparecían», era «parecían».