«Shrek», de visita por Madrid

Antonio Banderas, Justin Timberlake y Cameron Díaz hicieron hoy escala en Madrid para presentar "Shrek Tercero", la nueva entrega de la exitosa saga, que se estrena el 22 de junio en España y en la

EFE/Madrid
Actualizado:

Antonio Banderas, Justin Timberlake y Cameron Díaz hicieron hoy escala en Madrid para presentar "Shrek Tercero", la nueva entrega de la exitosa saga, que se estrena el 22 de junio en España y en la, con sus voces, ayudan al ogro verde a evitar el trono y asumir la paternidad.

La vuelta de una de las franquicias más rentables de la productora de Steven Spielberg, Dreamworks, llega con nuevas aventuras en animación digital, una técnica todavía más perfeccionada y tras recaudar más de 280 millones en la taquilla estadounidense, pero sobre todo con un "ambiente familiar y divertido", según explicó hoy parte del equipo en Madrid.

"Shrek Tercero" muestra al famoso ogro con una crisis existencial causada por su condición de heredero de la corona del país Muy Muy Lejano y el embarazo de la princesa Fiona, lo que le impulsa a buscar un sustituto en el joven marginado Artie -que tiene voz y rasgos de Justin Timberlake- mientras el Príncipe Encantador planea arrebatarle el trono.

De todo el multiestelar reparto de voces de este "Shrek Tercero" -en el que figuran Mike Myers, Julie Andrews, Rupert Everett o John Cleese- sólo Cameron Diaz y Justin Timberlake acompañaron a Banderas en Madrid, que acaparó el protagonismo en la rueda de prensa a pesar de dar voz a un personaje secundario, el "manipulador e irreverente" Gato con Botas.

Debido al tirón popular que tuvo en "Shrek 2", este gato -al que pone un acento "muy malagueño, con zetas muy cerradas" y algunos de los dejes de su personaje más popular como actor, El Zorro- será protagonista en solitario de un próximo proyecto del que ya hay un guión escrito.

El actor de "Átame" -recuperado de los achaques de estrés que mostró en México la semana pasada- definió la película como "contracultural", por sus referencias irónicas a distintos cuentos infantiles de tradición popular, y realizó una demostración de su flexibilidad vocal reproduciendo algún diálogo de la película.

Banderas, que anunció que abrirá una sección de animación en su productora de cine "Green Moon", se mostró "orgulloso por ser contratado para un trabajo en el que sólo se utiliza la voz", cuando llegó a Hollywood "sin conocer el idioma" y para rodar "Los reyes del mambo".

Por su parte, el cantante Justin Timberlake todavía valora más su voz que sus técnicas de interpretación -vistas recientemente en "Alphadog"- y ni siquiera se dio por aludido cuando hicieron una pregunta "para los actores de la película".

El intérprete de "Cry me a river" -que está trabajando en la producción del nuevo álbum de Madonna- mantuvo los niveles de buen humor a pesar de la tensión implícita por la presencia de su antigua pareja sentimental, Cameron Diaz, y explicó su personaje -"un adolescente igual que yo", bromeó- como "el primer humano que suscita admiración" en toda la saga y cuya creación han sido "como estar de vacaciones".

Diaz, la voz de Fiona en todas las entregas de "Shrek", fue más tajante en sus declaraciones, al expresar que "Justin y yo no hemos trabajado juntos en esta película", ya que cada actor grabó su trabajo en solitario y luego la postproducción ensambló sus voces, y aclaró que "el único momento común es la promoción".

La gira promocional de "Shrek Tercero" está, como en otras producciones de Dreamworks, presidida por Jeffrey Katzenberg, que resumió la situación de Shrek como franquicia afirmando que, en principio, esta tercera entrega supone el ecuador de una saga de cinco capítulos.

"Shrek", estrenada en 2001, inauguró la categoría de Mejor Película de Animación en los Oscar de aquel año y recaudó 479 millones de dólares en todo el mundo, cifra casi doblada -920 millones de dólares de recaudación global- por su secuela.

Pero las peripecias del ogro se extenderán, además, a la televisión, en el especial navideño "Shrek the halls", y a Brodway, donde se estrenará a principios de 2008 un musical que retoma el argumento de la película original.