Ángeles de Victoria Secret - Instagram

Shanghái se llena de ángeles en su desfile más polémico

Esta 22 edición ha sido de las más controvertidas por la cantidad de problemas que se les han presentado a los organizadores

MadridActualizado:

Empieza la cuenta atrás para ver el desfile más deseado del planeta y las modelos no han perdido el tiempo. Durante las pocas horas que tenido libres antes del desfile han visitado los principales monumentos y se han ido de compras por la ciudad. La cadena DKISS emitirá 'Victoria's Secret Fashion Show' en simultáneo con su emisión en Estados Unidos en la madrugada del martes 28 al miércoles 29 de noviembre. Además, la cadena ofrecerá una repetición del show el miércoles 29 de noviembre a las 21.45h.

La marca empezó con tan solo 120.000 dólares de presupuesto, dinero que invierten a día de hoy en una pequeña parte de los sujetadores que algunas de las modelos lucirán durante el desfile. En la actualidad, la compañía produce 1 por ciento de la lencería femenina del mundo y es, por lo tanto, el mayor productor de ropa interior para mujeres en función del volumen de producción, según un informe de Frost & Sullivan de 2014.

El sujetador «Fantasy Bra»

El «show» Victoria’s Secret es el más esperado del año además de por reunir a las modelos más deseadas del planeta y por sus actuaciones musicales, por su espectacular «Fantasy Bra». Sujetador que tienen el privilegio de lucir muy pocas top models y que ya fue llevado anteriormente por las famosas Gisele Bündchen, Adriana Lima, Miranda Kerr y Lily Aldridge; y que este año lucirá la supermodelo Lais Ribeiro. Una la fabulosa joya de lencería valorada en dos millones de dólares (unos 1,7 millones de euros), pesa más de 600 quilates y presenta una combinación de diamantes tallados a mano, zafiros amarillos y topacio azul. La obra de arte tardó casi 350 horas en crearse y está compuesta en total por casi 6.000 piedras preciosas; bajo el nombre de «Champagne Nights Fantasy Bra».

Los ángeles que llegaron a Shanghái la pasada semana, se encuentran ya en las horas previas a la gran cita y los nervios empiezan a surgir. Miembros del equipo han reconocido que para entrar en el ambicioso proyecto hace falta una buena condición física para aguantar sesiones en el gimnasio y una inquebrantable determinación para mantener las estrictas normas.

Problemas en la organización

Sin embargo, esta 22 edición del desfile ha sido de las más polémicas por la cantidad de problemas que se les han presentado a los organizadores. A pocos días de celebrarse el desfile, impidieron la entrada al país a cuatro de las modelos debido a una serie de problemas con el visado chino. Las afectadas son las rusas Julia Belyakova, Irina Sharipova y Kate Grigorieva, y la ucraniana Dasha Khlystun.

Otro de los problemas también surgió recientemente: Pese a que Victoria's Secret contaba con ella desde agosto para desfilar el próximo lunes en el show que se celebrará en Shanghái, Gigi Hadid, uno de los mayores reclamos de la edición, anunció a través de un comunicado que finalmente no será un ángel. «Estoy muy triste por no poder desfilar en China este año. ¡Amo a mi familia en Victoria's Secret y estaré con todas mis chicas en espíritu! No puedo esperar a sintonizar con todos para ver lo precioso que sé que va a ser el desfile, Ya estoy esperando al del año que viene», escribía Hadid en su cuenta de Twitter.

Y por último, pero no menos importante, los organizadores del desfile contaban con la cantante Katy Perry para que acompañase cantando a las modelos a través de la pasarela, sin embargo China le negó el visado. El resentimiento del país contra Perry parece remontarse a 2015, cuando Perry ofreció un concierto en Taiwán en el que llevaba la bandera taiwanesa. Este país no está reconocido como independiente por China, que lo ve como un estado separatista.