SEUR 1O

ANTONIO FONTANA/
Actualizado:

¿Se acuerdan de Gus, el perrito malagueño que empezó a hablar y lo primero que dijo, después de «Buenos días», fue que quería trabajar en ABC? Pues como el director le va a dar una oportunidad, ha llegado a Madrid por Seur 10. Qué entusiasmo el suyo: «Es mejor que el Talgo 200, dónde va a parar. Se viaja mucho más fresquito. Lástima que no pongan películas».

Mientras Gus hablaba y gesticulaba, al de Seur se le salían los ojos de las órbitas. El pobre hombre me miraba como si yo fuera Mari Carmen, la de Sus Muñecos. «¿Le importa que vuelva por la tarde con mi señora y mis niños? -quería saber-. Pensábamos ir al cine, pero esto es más entretenido». «Y más barato también, no te joroba», ha replicado Gusi cerrándole la puerta en las narices. Desde el descansillo, el de Seur protestaba: «¡Eh, oiga, tiene que firmarme el albarán!». Una firmita que algún día valdrá millones y un «Usted perdone, el perro aún es cachorro» han zanjado el incidente. ¿O habrá sido efecto de la propina?

Antes de poner rumbo a ABC le he sugerido a Gusi que vaya al cuarto de baño, porque como se le ocurra levantar la patita en la Redacción...