Sara Carbonero
Sara Carbonero - AFP

Sara Carbonero: familia en Oporto, trabajo en Madrid

Su negocio de venta de ropa y accesorios Slow Love, puesto en pie junto a dos compañeras televisivas, marcha viento en popa y su vida en Oporto no ha hecho sino confirmar cuánto le importa la calidad de vida

Sara Carbonero es operada de un cáncer en el ovario días después del infarto de Iker Casillas

Corresponsal en LisboaActualizado:

Sara Carbonero se reincorpora a su labor profesional en el periodismo justo cuando se van a cumplir cuatro años desde que solicitó una excedencia al grupo Mediaset para respaldar a Íker Casillas en su aventura portuguesa.

La cuarta temporada del portero madrileño en el Oporto transcurre con el mismo éxito que la anterior y la pareja está encantada con el relax que han encontrado a orillas del Océano Atlántico. De modo que a nadie puede extrañar que haya priorizado la conciliación de la vida familiar a la hora de negociar su regreso a la pequeña pantalla. Así ha sido, entre otras razones porque Mediaset sabe que Sara es una de sus profesionales más influyentes, debido a su buen gusto, a su elegancia y a que su popularidad la convierte en una persona que marca tendencias.

Ver esta publicación en Instagram

“Quiero que sepas que si las cosas van mal, mires a tu alrededor y pienses que siempre pueden ir peor. Que la suerte cuando se empecina es puñetera y nos hace coger todas las puertas falsas de emergencia. Que si lleva lloviendo dos meses seguramente mañana también lloverá, ¿pero qué más da? Nos acostumbraremos a nadar. Que si todas las luces se van apagando, encenderemos velas, para vernos apenas y no querernos a medias. Que si los caminos son siempre los equivocados, nos dejemos de autopistas, cojamos el camino largo e invirtamos el tiempo en observarnos. Siempre va a pasar algo bueno, porque estás tú en el mundo, y si no quieres creer ni en Dios, ni en el destino, cree en ti, en donde te lleven los tobillos, en lo que cuenten tus manos, en lo que besen tus ojos, en lo que llueva en tu rostro, que no hay días más grises o más claros, hay días en los que sonríes más y en los que sonríes de menos.” . Texto: @iagocampa . #poesíaparadíasgrises #yparatodoslosdías #sonreírmásodemenos #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Su negocio de venta de ropa y accesorios Slow Love, puesto en pie junto a dos compañeras televisivas, marcha viento en popa y su vida en Oporto no ha hecho sino confirmar cuánto le importa la calidad de vida.

La ciudad portuguesa la subyuga con su belleza a orillas de la desembocadura del río Duero y sus calles empedradas, con su ritmo mucho más pausado que Madrid. Carbonero y Casillas declaran su pasión por Oporto siempre que tienen oportunidad y difunden imágenes suyas en las redes sociales para subrayar que disfrutan mucho de sus rincones con encanto, sobre todo los próximos a la Ribera y al emblemático puente D. Luis I, que presume de la firma arquitectónica del mismísimo Eiffel.

A Sara le gusta visitar esos maravillosos cafés históricos, como el Majestic, donde J. K. Rowling dio forma a Harry Potter cuando residía en el enclave luso. También le complace exprimir la vida cultural de Oporto, tal cual demostró recientemente al ir a contemplar la exposición sobre el universo de Banksy en el edificio de la antigua Aduana. Incluso apoya en las redes sociales a la gran estrella local delarte urbano, el misterioso grafitero Hazul, que ha inundado la ciudad con sus impactantes diseños sobre las paredes.

Ver esta publicación en Instagram

Mañanas culturales. Muy recomendable esta exposición sobre una parte de la obra de @banksy . Me ha gustado mucho . @banksydismaland #arteurbano #Dismaland #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Además, Carbonero confiesa ser devota de Claus Porto, selecta marca autóctona de productos para el hogar y para el cuidado personal. Igualmente, la pareja acude a conciertos de fado cuando ambos tienen ocasión. Por ejemplo, les fascinaron tanto Ana Moura como Mariza o Carminho. La estilosa periodista, por tanto, no oculta que poder combinar su vida portuguesa con su labor profesional es un aliciente para su retorno a la televisión.