Sandra Ortega en el entierro de su madre, en Oleiros (2013)
Sandra Ortega en el entierro de su madre, en Oleiros (2013) - GTRES

Sandra Ortega, la mujer más rica de España que nunca quiso ser la más famosa

Discreta, bohemia y muy familiar. Así es la hija menos conocida del fundador de Inditex

LA CORUÑAActualizado:

Año tras año, los ránkings que publica la revista «Forbes» sobre las personas más ricas de España o sobre las mujeres con mayor fortuna del mundo hace que el nombre de Sandra Ortega Mera (La Coruña, 1968) vuelva a estar de actualidad. Una circunstancia un tanto incómoda para una mujer que, más allá de la información estrictamente económica, no tendría motivos para salir en prensa, a excepción de su labor en la Fundación Paideia, una institución fundada por su madre, Rosalía Mera, primera mujer de Amancio Ortega, que desarrolla proyectos en favor de la discapacidad, el emprendimiento y el desarrollo territorial. Pero ni siquiera Sandra es la cara visible de la fundación. Tanto es su afán por el anonimato que, incluso, muchos ciudadanos de La Coruña, la ciudad donde trabaja -ella vive en Santa Cruz (Oleiros), a pocos kilómetros de la misma- no podrían reconocerla. De hecho, una de las pocas imágenes de ella que han salido en prensa corresponden al entierro de su madre hace casi cuatro años.

Tres hijos

El anonimato le permite a Sandra llevar una vida «normal». Y por normal se entiende una vida como la que podría tener una madre de tres hijos: un chico ya universitario y dos chicas en edad adolescente. Lleva casi 30 años con su pareja, Pablo Gómez, un hombre muy educado, de trato afable y también muy discreto, que trabaja en las oficinas centrales de Inditex. Ella acude a la Paideia todos los días, compra también en unos grandes almacenes y, como muchas mujeres de su generación, saca tiempo para comer con sus amigas, entre las que se encuentra Luz Casal. Y es que, aproximadamente una vez al mes, Sandra almuerza con la cantante, también gallega, en un restaurante en la Avenida de La Marina, próximo a su lugar de trabajo.

Marcada personalidad

Su pelo corto y rojizo, que ella misma se tiñe, es una de sus señas de identidad más características. Y aunque no siempre lo llevó así, el estilo de Sandra Ortega sigue una línea bohemia y hippie: desenfadada, muy ligada a su personalidad, lejos de marcas y ostentaciones. De su vida y personalidad trascienden pocos datos, debido a la lealtad y discreción de quienes la rodean, pero fuentes consultadas por ABC la definen como «una persona de carácter y muy agradable». Estudió Psicología en la Universidad de Santiago de Compostela y, si ha heredado la discreción y afabilidad de su padre, el fundador de Inditex, de su madre, a quien Sandra estaba muy unida, ha tomado su marcada personalidad.

En su adolescencia, Sandra pasó por la complicada separación de sus padres a principios de los ochenta. Además, tiene dos hermanos: Marcos, que es unos años menor que ella y sufre una severa discapacidad -de hecho, Sandra es quien lo tutela tras el fallecimiento de su madre-; y Marta, hija de Amancio y de su segunda mujer, Flora Marcote, con quien no tiene relación. Y es que, además de la diferencia de edad -se llevan 14 años-, por cuestiones de la vida, Sandra y Marta tienen trayectorias separadas. Ninguna fue a la boda de la otra y la menor de los Ortega tampoco acudió al sepelio de la madre de su hermana mayor.