José Isaac y Anabel Pantoja
José Isaac y Anabel Pantoja - Telecinco

«Sálvame»La familia Pantoja, causante de la ruina de «Caballito de mar», ex de Falete

José Isaac, más conocido como Caballito de Mar, ha acudido esta tarde a «Sávame» para reclamar al hermano de Isabel Pantoja y a su hija 1.500 euros por cuidar de él

MadridActualizado:

Bernardo Pantoja se casó en febrero de 1986 con Mercedes Bernal, funcionaria de Sevilla. Fruto de este matrimonio nació Anabel Pantoja, la más conocida de los tres por sus colaboraciones con Telecinco. Seis años después del enlace y cuando Anabel era una cría, la pareja se separó y con ello surgió un distanciamiento entre padre e hija, que según Anabel ya está superado y cada vez están más unidos.

Esta semana ha surgido una nueva polémica en torno a la familia Pantoja. José Isaac, más conocido como Caballito de Mar por haber sido la expareja de Falete, ha acudido esta tarde a «Sávame» para reclamar al hermano de Isabel Pantoja y a su hija 1.500 euros por cuidar de él (500 euros al mes). También ha aprovechado para arremeter duramente contra la colaboradora, a la que acusa de no preocuparse de su padre.

Los anónimos Pantoja

Bernardo Pantoja Martín, nació en el año 1954 y es el padre de Anabel Pantoja, colaboradora de Telecinco. Es una cara reconocida del «clan» aunque él prefiere la intimidad. Su nombre ha aparecido varias veces en los programas de cotilleo y el corazón de la televisión española por una supuesta desvinculación de él con su familia. El hermano de Pantoja no tiene un trabajo conocido y muchos se atrevían a especular que el sostén económico de su vivienda era su novia.

Más allá de sus dimes y diretes con Telecinco, Bernardo copó los titulares en el año 2006 cuando recibió tres puñaladas al salir de un bar en Sevilla. El hermano de Pantoja, que en ese momento tenía 52 años, aseguró que habían intentado robarle y al resistirse recibió las puñaladas, pero la investigación del caso después determinó que el agresor había estado compartiendo copas con Bernardo momentos antes por lo que se empezó a especular sobre un ajuste de cuentas. Bernardo también tuvo problemas con la justicia en la década de los 90. Según recuerdan desde «Vanity Fair», ingresó en 1991 en la prisión de Sevilla-1 por robo de documentos bancarios, falsificación y estafa. Un cómplice trataba de falsificar cheques y él se encargaba de cobrarlos. Más tarde, en la misma década, fue absuelto de cargos por abusos a una menor.