Massiel
Massiel - ABC

Sábado DeluxeMassiel confiesa que la drogaron contra su voluntad

Este fin de semana la cantante ha acudido al programa «Sábado Deluce» confesar algunas de las anécdotas desconocidas de su vida privada

MadridActualizado:

El 6 de abril de 1968 María de los Ángeles Félix Santamaría Espinosa se subía al escenario del Royal Albert Hall de Londres vestida por Andrè Courrèges para interpretar «La, la, la», el tema del Dúo Dinámico que le haría ganar Eurovisión. Aquel histórico triunfo, el primero para España en el certamen (el segundo fue Salomé, un año más tarde), convirtió a Massiel en un fenómeno nacional. Aunque según ha declarado recientemente a la revista «Vanity Fair» ganar Eurovisión «me destrozó la vida», lo cierto es que le permitió vivir de la música hasta 1996, cuando decidió retirarse tras casi 30 años de carrera.

Este fin de semana la cantante ha acudido al programa «Sábado Deluce» confesar algunas de las anécdotas desconocidas de su vida privada: «Me metieron popper contra mi voluntad en el Studio 54 de Nueva York. Me quedé en la barra pensando ‘¿Pero qué me han metido?», aseguró ante la atónita mirada de Jorge Javier Vázquez y el resto de colaboradores. «Yo soy hija de una madre muy dominante y de un padre maravilloso pero muy déspota. Empezó a quererme más cuando empezó a viajar conmigo», dijo asegurando que «sobrevivir siendo pequeña en esa casa fue muy duro».

Tras eso, recordó la dolorosa traición de su madre tras ganar Eurovisión: «Me veo anunciando una urbanización en un periódico. Mi madre convenció a un fan para que falsificara mi firma. Hicieron una campaña de publicidad que no había permitido yo. Esa fue una de las cosas que me bajaron el ánimo antes de pisar el suelo español. No es fácil». A pesar de todo, la cantante no se arrepiente de nada en su vida: «Tenía que haber sido mucho más cínica, no haber puesto la cara. Porque me han roto la cara muchas veces, de verdad e hipotéticamente hablando».