Telecinco

Sábado DeluxeBrutal enfrentamiento entre Kiko Matamoros y Makoke

El programa «Sábado Deluxe» fue escenario de una fuerte pelea entre la expareja, que ha firmado el divorcio en las últimas semanas

MadridActualizado:

Todo apuntaba a que, durante la noche de ayer, Kiko Matamoros iba a acudir al programa «Sábado Deluxe» más enfadado de lo normal. Y es que, en un principio se esperaba que acudiera a plató de la mano de su novia, Cristina Pujol, pero esta se echó atrás en el último momento, provocando la ira del colaborador.

De hecho, durante la emisión del programa, Matamoros confirmó que él y su novia llegaron a romper su relación, tras dos meses de idilio, pero se reconciliaron apenas unos horas después. Y a pesar de que su futura mujer no acudió a plató quiso hacerse de notar enviando un mensaje, que posteriormente leería Jorge Javier, en el que arremetía contra Makoke: «Eso es despecho y querer hacer daño», afirmó sobre la exmujer de su pareja.

Pero el momento más tenso de la velada se vivió cuando el colaborador y la que fuera su pareja durante más de 20 años, comenzaron una serie de acusaciones en las que se vio salpicada tanto la hija que tienen en común, Anita Matamoros, como el hijo de ella, Javier Tudela.

Además, Matamoros emitió una serie de comentarios bastante duros contra Makoke, a quien calificó como «parásito»: «Para que haya un cornudo tiene que haber una golfa», respondió ante los comentarios de los colaboradores, que aseguraron que arrastra un complejo de «cornudo» por la infidelidad que ella cometió hace 10 años.

«Si yo soy un cabrón es porque me han toreado», llegó a decir dejando caer que las actuaciones de su novia motivaron, en algún momento, sus malas actuaciones. Además insinuó que él había sido infiel a Makoke incluso en más ocasiones de las que ella tiene constancia.

Durante todo este proceso, la gran «amiga» de Tony Spina estaba presente a través de una pantalla, aunque se encontraba en el plató, por la gran tensión entre ambos. Ella, a modo de defensa, sacó a relucir los problemas de Matamoros con Hacienda: «Yo seré un parásito, pero al menos pago mis deudas», espetó.

Por último, y a pesar de que tanto los colaboradores como el conductor del programa le animaron a disculparse por sus palabras, él se negó. Finalmente, eso sí, reflexionó y decidió pedir perdón a su hija Anita por lo incómodo que debía haber sido ser testigo de dicha discusión entre sus progenitores.