El romance (caspa) del verano

Por SILVIA CASTILLO
Actualizado:

Parece que las revistas de los lunes están especializadas en esos famosos que bien podrían llamarse la pandilla basura del corazón. «Sorpresa» vuelve a la carga con el «romance» del verano: el de Marc Ostarcevic y Yola Berrocal. Si la semana pasada publicaron fotos del ex marido de Norma Duval y la recauchutada «sex-bomb» en actitud cariñosa en Ibiza, ayer llegó la segunda entrega con los jueguecitos acuáticos de Berrocal y Ostarcevic, un reportaje que debió de hacerse en dos días y al que la revista va a sacar buen partido. Mientras Marc se justifica ante las primeras imágenes diciendo que entre ellos no hay ninguna relación, que Yola sólo es una amiga y que donde parece que se están dando un beso es que «se me pegaba más de la cuenta», en la nueva remesa de fotos no parece hacerle ascos a pegar sus dedos más de la cuenta a la parte más neumática del cuerpo de la bailarina. Montaje o no, a Norma, que cuando le preguntan al respecto pone cara de póquer, no creo que le hayan hecho ni pizca de gracia las otras imágenes en las que aparecen su ex marido y al menos dos de sus hijos, Yelco y Christian, haciéndose una foto con Yola y otros amigos. Peor estará Jesulín viendo que a su Campanario no dejan de salirle ex novios hasta de debajo de las piedras. El último, un tal Cecilio que dice ser futbolista brasileño y que no deja muy bien a María José como persona (por lo menos no ha entrado en valorarla del uno al diez sexualmente como hace Dinio con todas sus ex en otro apartado de la misma revista). Pero las del clan de «Ambiciones» no acaban ahí. Ahora sale la madre del diestro, Carmen Bazán, y cuenta que «Belén Esteban es como una hija para mí». «Qué me dices» recoge estas declaraciones que, al parecer, la matriarca de los Ubrique vertió en un programa de televisión. Después de haberse llamado de todo menos bonita la una a la otra, la Bazán señala que entre ellas siempre ha ido todo muy bien. No, si ahora resulta que lo habremos soñado.