REUTERS

Robert De Niro y Grace Hightower, crónica de un divorcio anunciado

Tras 21 años de peleas y reconciliaciones, el actor reconoce el final de su segundo matrimonio

Corresponsal en Los ÁngelesActualizado:

La trayectoria sentimental de Robert De Niro (75 años) no difiere demasiado de su carrera profesional: una sucesión de grandes éxitos y sonoros fracasos. El último, su fallido matrimonio con Grace Hightower (63), trufado de peleas y reconciliaciones. El pasado jueves el protagonista de «El cazador» llegaba solo al Museo MoMa de Nueva York, donde se celebraba un homenaje a Martin Scorsese. Tras meses de rumores, no le quedó otra que reconocer la ruptura con quien ha sido su esposa durante los últimos 21 años y quien, hasta el pasado verano, era su sombra en las alfombras rojas en las que era requerida la presencia del legendario actor.

De Niro y Hightower se conocieron en un club nocturno de Londres en 1987, pero no se casaron hasta diez años después. Grace, una exazafata de vuelo de TWA y fundadora de la compañía Java Coffee of Grace, describió el inicio de su idilio con De Niro como un bálsamo: «Lo nuestro fue algo natural, poco a poco; no un torbellino».

Junto a su primera mujer, Diahnne Abbott
Junto a su primera mujer, Diahnne Abbott

El dos veces ganador del Oscar se había divorció en 1988 de su primera esposa, Diahnne Abbott, madre de sus hijos Drena (47) y Rafael (42). Entre Diahnne y Grace medió la modelo y restauradora Toukie Smith, quien le dio a De Niro dos vástagos más, los gemelos Aaron y Julian (23). Y tras romper con Toukie, a quien nunca desposó, contrajo matrimonio con Hightower en su casa de Marbletown, en Nueva York. Era junio de 1997 y la pareja tan sólo invitó a once personas, entre las que se encontraban los amigos y colegas de De Niro: Harvey Keitel y Joe Pesci. En 1998, nació Elliot y la pequeña Helen vino al mundo en 2011.

Entre boda y boda, De Niro acumuló una nutrida lista de conquistas a la que se incorporó, durante seis años, Naomi Campbell, con la que salió de manera intermitente.

Primera crisis

Aunque parece la definitiva, esta no es la primera vez que la pareja decide tomar caminos por separado. De Niro ya solicitó el divorcio de Hightower en 1999, dos años después de su enlace. Abrió entonces una batalla legal por la custodia de su hijo Elliot. «Bobby simplemente no estaba entregado a su vida con Grace», dijo un amigo de De Niro en aquellos momentos. Si al principio parecía que habían llegado a un acuerdo amigable para compartir la custodia de Elliot, en 2001 estalló una guerra que saltó de la intimidad familiar a los medios más sensacionalistas. Hightower acusó a De Niro de «intimar» con otra mujer durante un viaje en un yate -una fuente declaró que dicha mujer «le estaba ayudando a abrir y cerrar la puerta del baño»-, así como de consumo excesivo de alcohol y drogas. De Niro lo negó con vehemencia y contraatacó con el mal carácter de Grace. En una vista judicial a puerta cerrada en julio de aquel año, un juez ordenó que se evaluara psicológicamente a la pareja, que, contra todo pronóstico, acabó reconciliándose. En 2004, De Niro y Hightower renovaron sus votos en su residencia de Castkilss, en el estado de Nueva York. Dos jueces oficiaron la simbólica ceremonia donde una vez más se juraron amor y fidelidad. Con su relación de nuevo enderezada, dieron la bienvenida a su segundo retoño en común, Helen, en el año 2011 gracias a una gestación subrogada.

Discreto sobre su vida privada, ahora no le ha quedado más remedio que reconocer lo que era un secreto a voces. «A veces las cosas no funcionan de la manera que esperas o quieres que lo hagan», señaló un portavoz de la familia a propósito de un divorcio que ya estaba anunciado.