Sam Kass
Sam Kass - EFE

El restaurante itinerante del chef de los Obama

Sam Kass, ex jefe de cocina de la Casa Blanca, promociona en España su filosofía culinaria con cenas en siete ciudades

MadridActualizado:

Cuando Sam Kass llegó a la Casa Blanca en 2009 de la mano de Michelle Obama, nada hacía aventurar que gracias a su destreza en los fogones y a su filosofía alimentaria acabaría teniendo una proyección política sin precedentes en un chef. Barack Obama le nombró asesor principal en asuntos de nutrición y la primera dama le involucró en el programa Let’s Move, con el que se fomenta la práctica de ejercicio físico y se combate la obesidad infantil. En 2014, Kass abandonó Washington por amor: contrajo matrimonio con la periodista televisiva Alex Wagner y abrió una nueva etapa vital. «Sí, es cierto que me fui por eso. De hecho, no me hubieran dado permiso para irme si no me hubiese casado», cuenta a ABC en el madrileño Museo del Ferrocarril. Allí, el cocinero de Chicago ha presentado «Exploratorium de San Miguel Selecta», un restaurante itinerante con capacidad para 30 personas, que esta noche se estrena en la capital para continuar en otras seis ciudades españolas (Barcelona, Bilbao, Málaga, Burgos, Gijón y Oviedo). Paletilla de cerdo estafado al estilo austriaco o ravioli de guiso Wagyu con vegetales son dos de sus propuestas.

Sam Kass junto a Michelle Obama
Sam Kass junto a Michelle Obama- Lance Cheung

Aventurero y carismático, Kass también fue el responsable del huerto ecológico del jardín sur de la Casa Blanca, donde se cultivaban las verduras que, hasta hace unos meses, consumían los Obama y aquellos con quienes compartían mesa y mantel. «El huerto está intacto y han anunciado que se mantendrá. Es un símbolo importante de la Casa Blanca, relacionado con una vida saludable. Aunque no sé si Donald Trump comerá tanto de ese huerto como Obama», explica. Asegura que echa de menos «cocinar para ellos», pero continúa colaborando con Michelle: «Siempre estaré involucrado en Let’s Move ycontribuiré a los buenos hábitos alimenticios de los niños. Es algo básico para el desarrollo personal e intelectual de las nuevas generaciones». Kass también asesora a grandes compañías en materia de sostenibilidad. En cuanto a sus antiguos jefes, cuenta que con ellos casi se sintió como «uno más de la familia». De hecho, compartió muchas sobremesas junto a ellos durante sus seis años en la Casa Blanca y, también, algunos hoyos con Obama cuando cogían los palos de golf. ¿Y cuál es el plato favorito de la ex familia presidencial de EE.UU.? «Comen muy sano y huyen de las grasas. Pero también les gusta disfrutar de una buena hamburguesa con queso y patatas fritas», explica. Si los presidentes del gobierno españoles han reconocido ser adictos al helado de café o a las almendras, sobre Obama dice: «Tan sólo sé que masca mucho chicle».

Sobre la culinaria española, lo tiene claro: «Es una de las mejores del mundo y, además, ustedes se sienten muy orgullosos de ella». De hecho, tras aterrizar en Madrid, Kass tuvo ocasión de disfrutar de la cocina castiza de Lucio en un solitario almuerzo; eso sí, la cuenta la pagó su amigo José Andrés.