Doña Letizia, durante un momento de la visita
Doña Letizia, durante un momento de la visita - EFE

La Reina visita la Biblioteca Nacional de España

Inauguró dos de sus salas más importantes: el salón general y la sala de prensa y revistas

Juan Carlos Delgado
MadridActualizado:

La Reina visitó ayer la Biblioteca Nacional de España (BNE) e inauguró dos de sus salas más importantes: el salón general, que ahora pasa a llamarse María Moliner, y la sala de prensa y revistas, que llevará el nombre deLarra.

Acompañada por el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, la presidenta del Patronato de la BNE, Soledad Puértolas, y la directora de la Biblioteca, Ana Santos Aramburo, la Reina conoció de primera mano cómo es un día de trabajo en la Biblioteca Nacional.

El cambio de los lectores

Doña Letizia siguió el camino habitual de los lectores y usuarios de la institución: tras atravesar el vestíbulo principal y el salón italiano, llegó al corazón de la BNE, el lugar donde sus usuarios solicitan sus libros y se les asigna un pupitre en el salón general. Después, se dirigió a la zona de restauración y encuadernación, donde los trabajadores mostraron el proceso que se realiza con ejemplares de los siglos XVII al XX y las principales técnicas de cosido, acabado y decoración. Además, recibió como presente dos álbumes de fotografía para la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, realizados en el propio taller.

También pudo ver las instalaciones de restauración, los depósitos del departamento de Bellas Artes y la Sala Cervantes, el lugar en el que disfrutó de algunos de los materiales más representativos de las colecciones de la BNE.

Una de las joyas que más llamó la atención fue el «Códice Madrid I», de Leonardo da Vinci. Además, se le mostró el manuscrito «Crucifixión», de Federico García Lorca, un ejemplar de la primera edición del «Quijote», un Atlas portulano de Joan Martines, un grabado de Goya y un disco Aristón de Federico Chueca.

El recorrido continuó por la sala Larra, el espacio de digitalización y microfilmado, hasta llegar al despacho de la presidenta del Real Patronato, donde un grupo de patronos y donantes quisieron acompañar a doña Letizia. Allí, la Reina se interesó por el presente y futuro de la institución, que vuelca ahora sus esfuerzos más ímprobos en el mundo digital. Por último, Doña Letizia cerró su visita con una recepción en la que fue acompañada por patronos, donantes y trabajadores de la propia Biblioteca.