Jacinda Ardern y Clarke Gayford con su hija Neve Te Aroha
Jacinda Ardern y Clarke Gayford con su hija Neve Te Aroha - ABC

Recuperación exprés de la primera ministra de Nueva Zelanda

MadridActualizado:

Nueva Zelanda es uno de los países más disciplinados con el trabajo, el mejor ejemplo de ello ha sido Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda, quien ha vuelto al trabajo seis semanas después de dar a luz a su primera hija, Neve Te Aroha.

Ayer, Ardern prefirió anteponer sus obligaciones laborables y dar conciencia a más mujeres retomando sus responsabilidades al frente del Ejecutivo desde su casa en Auckland.

One of the many special people we have been so grateful for over these past few months, our wonderful midwife Libby. Not only is she incredible at what she does, this morning she made me macaroni and cheese because she heard me mention a wee craving yesterday. Thank you so much for everything Libby!

Una publicación compartida de Jacinda Ardern (@jacindaardern) el

La reincorporación definitiva será el domingo cuando se mude junto a su marido, el periodista Clarke Gayford, y su hija, Neve Te Aroha, a la residencia oficial en Wellington: «Quizá estoy entre las primeras que hacen algo que hasta ahora no ha sido muy habitual, pero un día esto será normal», declaró la primera ministra en nuestra de orgullo de la decisión que había tomado.

Welcome to our village wee one. Feeling very lucky to have a healthy baby girl that arrived at 4.45pm weighing 3.31kg (7.3lb) Thank you so much for your best wishes and your kindness. We're all doing really well thanks to the wonderful team at Auckland City Hospital.

Una publicación compartida de Jacinda Ardern (@jacindaardern) el

Ardern, tras recibir el cargo de primera ministra de su país, concedió una rueda de prensa en la que se mostró muy disconforme. La primera ministra de Nueva Zelanda tuvo que enfrentarse a la pregunta de un periodista sobre la necesidad de los ciudadanos neozelandeses de saber si su primera ministra quiere ser madre: «Es inaceptable que en 2017 las mujeres tengan que responder a esa pregunta en su lugar de trabajo. La decisión de una mujer sobre cuándo quiere ser madre no debería predeterminar si se les ofrece o no un trabajo"», contestó muy disgustada, aunque continuó la rueda de prensa sonriente con el resto de periodistas y contestando preguntas sobre como llevaría el nuevo cargo.