Diego Matamoros
Diego Matamoros

La reacción de Diego Matamoros ante las intenciones de su padre de mandarlo a la cárcel

El joven ha decidido prosiguir con su vida y centrarse en su estrenado matrimonio con Estela Grande, con la que se dio el «sí, quiero» el pasado mes de julio

ABC
Actualizado:

La guerra que mantienen los miembros de la familia Matamoros parece el cuento de nunca acabar. Llevan años con desencuentros, con paces fallidas y amenazas constantes que han quedado plasmadas en el mundo del corazón. La última trifulca del clan ha provocado la división de la familia al completo.

Diego y Kiko Matamoros se han declarado la enemistad eterna después de que el joven del clan acusara a su padre de cobrar dinero por ir a su boda con Estela Grande. Tras estas afirmaciones, la cosa solo ha ido a peor y cada vez que hablan se alejan más el uno del otro.

Tanto que, el colaborador de «Sálvame» se querellará con su hijo. Incluso ha afirmado que le gustaría que fuese a la cárcel. «Voy a ponerle una querella y voy a pedir pena de cárcel y que no vuelva a hablar de mi en televisión», dijo en «Sábado deluxe». Y añadía: «Mi hijo Diego es un monstruo, no está bien de la cabeza. No sé si ha tenido algún sentimiento hacía mi de tipo positivo en su vida pero ahora cuando veo todo esto me extraña».

En dicha entrevista, Diego aseguró que su padre había sido infiel a Makoke con más de 30 mujeres, algo que hizo estallar a Kiko Matamoros, que está muy sensible tras su separación con la mujer con la que ha compartido más de dos décadas de amor. Ante tales actuaciones de su padre, el joven Matamoros ha decidido cerrar su cuenta de Instagram y, al menos por el momento, evitar hablar de su padre.

El pasado jueves, Diego Matamoros acudía, con su mujer, a un evento en el que no pronunció palabra sobre la guerra que mantiene con su padre. Una decisión que también podría estar motivada por el hecho de que no le pagaban dinero por ello. Lo que sí es cierto es que el joven ha decidido continuar con su vida y centrarse en su estrenada vida matrimonial. Tras el acto se fue con Estela Grande a cenar a un conocido restaurante de la capital en el que fueron fotografiados de lo más acaramelados.