La razón por la que Nacho Palau demandó a Miguel Bosé

La periodista Beatriz Cortázar desvela más detalles de la batalla judicial del escultor y el cantante tras poner fin a su relación

Actualizado:

Mucho se ha hablado sobre la relación que mantuvieron Nacho Palau y Miguel Bosé durante 26 años que, hasta el momento de la demanda, era desconocida. Cuando el escultor hizo público que había interpuesto acciones legales contra el cantante a través de un comunicado remitía a que su intención no era otra que «defender los derechos e intereses» de Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, los hijos de ambos, fruto de dos gestaciones subrogadas, pero ahora ha salido a la luz otra razón.

Según ha señalado la periodista Beatriz Cortázar en el programa de Telemadrid «Huellas de elefante», Palau quiere la custodia compartida de los cuatro hijos que tienen en común. Más en concreto pide acciones de filiación paterna no matrimonial. Pero lo que se desconocía era que además pretende una «compesación económica por las sociedades compartidas surante esos años».

Dicho comunicado no fue fácil de hacer público para Palau, pues hasta ese momento su relación era totalmente desconocida y así quería el cantante que siguiese siendo. «Es la carta más dolorosa porque es hacer público algo que Miguel Bosé nunca había querido hacer público», explicaba la también colaboradora de televisión en el espacio.

Al no ponerse de acuerdo con el cantante es cuando Nacho Palau decide enviar el comunicado a los medios de comunicación: «Nacho pone la demanda por desesperación tras no haber llegado a un acuerdo». Pese a todo, Beatriz Cortázar ha asegurado que cree que antes de que se celebre el juicio, Palau y Bosé llegarán a un acuerdo.

Fue a finales del pasado mes de octubre cuando la noticia salió a la luz. Palau emitió un comunicado a través de sus abogados en el que confirmaba su relación durante 26 años ininterrumpidos y, por otro lado, daba a conocer que había interpuesto acciones legales contra el cantante para «la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores».