Kate Middleton, la princesa del año

Rosario Mohedano anuncia su próxima maternidad y su boda en la ermita de «Yerbabuena»; Norma Duval, preocupada por la operación de pulmón de su madre; Borja Thyssen devuelve a Tita la casa que le regaló; rumores de boda para Iker y Sara Carbonero

MADRID Actualizado:

Nuevo miércoles para la prensa del corazón. Esta semana Kate Middleton, prometida del Príncipe Guillermo de Inglaterra, acapara todas las portadas de las revistas. La revista «¡Hola!» se hace eco de la visita sorpresa que la joven ha realizado a Irlanda del Norte, donde ha demostrado cumplirá con éxito su futuro como princesa.

Al menos, así lo están viendo los británicos, que tienen cada vez menos dudas sobre cómo hará su papel. Ante el Ayuntamiento de Belfast, Guillermo de Inglaterra y su prometida participaron en un evento organizado por las mujeres del Fondo de Ayuda para el Cáncer Infantil de Irlanda.

La que parece no estar pasando por su mejor momento es Norma Duval. Su madre, Purificación Aguilera, acaba de ser intervenida con carácter de urgencia de un cáncer de pulmón. Sin embargo, Norma ha asegurado que «ha sido un tumor en el pulmón que, afortunadamente, hemos pillado a tiempo, aunque nos espera un posoperatorio muy duro». En la revista «Semana», Norma asegura que aunque es una triste noticia está yendo todo muy bien, incluso mejor de lo que ella esperaba.

Por otra parte, la pareja formada por Borja Thyssen y Blanca Cuesta vuelve a protagonizar una nueva batalla con la baronesa: no quiere pagar la hipoteca de un piso que Carmen adquirió a nombre de Blanca en Sant Feliu de Guíxols, así que ella les ha obligado a cedérselo. La revista «Diez Minutos» asegura en sus páginas que desde 2003 Borja y Blanca no han pagado ninguna cantidad relativa a este inmueble.

Un anillo para Sara

Otra «princesa», en este caso televisiva, sigue siendo Sara Carbonero, que vuelve a las portadas de las revistas. Esta vez, confirmando que el anillo que luce se lo ha regalado su novio, Iker Casillas. La revista «Lecturas» confirma que se trata de un anillo de la firma Cartier aunque no han trascendido los motivos del regalo.

Claro que, otro de los gestos que han disparado los rumores de boda o de un posible embarazo de Sara tuvo lugar cuando José Mourinho, entrenador de Iker, le dio un efusivo abrazo que fue interpretado por los periodistas como una felicitación de carácter personal.