La princesa Matilde, esposa del heredero de Bélgica, espera un hijo

Bruselas. Agencias
Actualizado:

La princesa Matilde, esposa de Felipe de Bélgica, heredero del trono, "espera un hijo" para el mes de noviembre, anunció este lunes en Bruselas el Palacio Real. "El príncipe Felipe y la princesa Matilde tienen la inmensa alegría de  anunciar que esperan un hijo. El nacimiento está previsto para el mes de noviembre. El rey, la reina y toda la familia real, al igual que la familia de  la princesa Matilde, comparten esta gran felicidad", precisa el comunicado del Palacio.

El primer ministro belga, Guy Verhofstadt, dijo este lunes en un comunicado haber "recibido esta mañana con alegría la noticia del feliz acontecimiento esperado por la pareja".

"En nombre del gobierno y de toda la población, el primer ministro felicita a Sus Altezas Felipe y Matilde y a toda la familia real y les manifiesta todos sus deseos de felicidad", señala el comunicado firmado por el primer ministro. El príncipe Felipe, de 41 años, se casó el 4 de diciembre de 1999 con la joven aristócrata Matide d'Udekem d'Acoz, de 28 años, que se convertirá en la primera reina de origen belga del país cuando su marido acceda al trono. Felipe es el hijo mayor de los reyes Paola y Alberto II, que accedió al trono en agosto de 1993 tras el fallecimiento de su hermano Balduino I, casado con la española Fabiola de Mora y Aragón y con quien no tuvo descendencia.

En rueda de prensa en el castillo de Laeken, en Bruselas, el príncipe

Felife y su esposa Matilde, dijeron este lunes que se sienten "muy orgullosos por la continuidad de la familia".

El heredero del trono anticipó que se ocupará del bebé, inclusive de

cambiarle los pañales. "Así, cuando esté cansado, sabrán por qué", comentó. No dieron a conocer el sexo de su futuro primogénito, y además dijeron que "es muy pronto para pensar en su nombre".

El rey Alberto II, de frágil salud, sufrió hace un año un cuádruple puente

coronario, y una ciática le obliga a caminar a menudo con un bastón.    Cuando el príncipe Felipe suba al trono, Matilde se convertirá en la

primera reina de origen belga de la historia de Bélgica, ya que los seis reyes anteriores contrajeron matrimonio con mujeres procedentes de Francia, Austria, Alemania, Suecia, España e Italia.

El entusiasmo popular que provocó la boda de Felipe y Matilde ayudó a

reforzar el papel de la monarquía de Bélgica como garante de la unidad nacional entre las regiones de Flandes (norte, de lengua holandesa) y Valonia (sur, de lengua francesa), que en los últimos años vieron sucederse crisis como la del caso Dutroux y la dioxina.

Desde la boda no dejaron de circular rumores en los medios de comunicación belgas sobre el posible embarazo de Matilde, rumores que por fin se han hecho realidad con el nacimiento en noviembre de un nuevo miembro de la familia real durante la presidencia belga de la Unión Europea (UE). 

Matilde nació el 20 de enero de 1973 en Uccle, a las afueras de Bruselas. La joven proviene de una familia de orígenes tanto valones como flamencos, y habla francés y holandés. Es hija de Patrick d'Udekem d'Acoz y de la condesa Anne Komorowski, y

estudió en Bruselas en un colegio católico y a continuación ortofonía.

El gran carisma de la princesa, que contrasta con el de su marido, tiene

seducidos a los belgas y los medios de comunicación ya han hablado de

"matildomanía". El príncipe Felipe nació el 15 de abril de 1960 y fue educado en la Escuela Real Militar y estudios en la Universidad británica de Oxford y en la estadounidense de Standford.

Es presidente de honor de la Cámara belga de Comercio Exterior desde hace siete años. El heredero es el primero de tres hermanos. El segundo, Laurent, de 37  años, es soltero, y Astrid, de 38, está casada y tiene cuatro hijos. También tiene una hermanastra, Delphine, de 32 años, cuya paternidad reconoció el rey Alberto hace año y medio.