Posible feminicidioLa autoridades mexicanas investigan si la muerte de Miss Uruguay está vinculada a una red de prostitución

Aunque en un principio se dijo que Fatimith Dávila se había quitado la vida, ahora la Fiscalía Contra la Trata de Personas ha activado sus protocolos

CORRESPONSAL EN BRASILActualizado:

Una trama que envuelve una red internacional de prostitución de lujo y corrupción puede ser la cortina de fondo en la extraña muerte de la ex reina de belleza uruguaya Fatimih Dávila. Electa en 2006 para disputar el concurso Miss Universo por su país, Dávila, de 31 años, fue encontrada el jueves ahorcada en la ducha de un baño de hotel de Ciudad de México.

Fatimih Dávila llegó a México el 23 de abril para una entrevista de trabajo, concertada por un amigo —de quien no se tienen mayores informaciones—, y se hospedó en el hotel de la residencial colonia Napolés, donde fue encontrada muerta. Las autoridades mexicanas, que no descartan vínculos con redes de trata de personas con la tragedia, han clasificado la muerte como un suicidio, al encontrar medicamentos en la habitación, cuyos nombres no han sido difundidos.

La procuradora de Ciudad de México, Ernestina Godoy, informó a la prensa local que, pese a parecer un suicidio, la Fiscalía Contra la Trata de Personas también investiga si la muerte de la ex miss, quien tuvo relaciones con una red de prostitución en Uruguay.

La fiscalía investiga también a un sujeto que actuaba como chófer de la joven, llevándola a diferentes puntos de Ciudad de México y que fue la única persona que la acompañó constantemente durante ese viaje. «Lo clasificaron como suicidio, pero pedí que se active el feminicidio», explicó Godoy, que ya solicitó los antecedentes del conductor y averigua quienes son las personas que podrían tener la llave de la habitación.

Los investigadores también entraron en contacto con la Embajada uruguaya y con la Agencia de Policía de Uruguay para conocer más detalles sobre las redes de prostitución. En declaraciones al diario mexicano El Universal, el jefe de la policía, Jesús Orta, confirmó que esa es una de las líneas de la investigación, por los antecedentes de la modelo, pero que no encontraron por ahora, ningún indicio en esa dirección. «Por lo pronto es suicidio. No hay signos de violencia», aseguró.

Sueños rotos

En 2012, la reina de belleza fue citada en el Operativo Blanca, que desarticuló una red de prostitución de lujo en Punta del Este, que envolvía famosos artistas, políticos y deportistas de Uruguay y Argentina. Entre los famosos citados están el presentador y empresario argentino, Marcelo Tinelli, y Pablo Bentancur, contratista de futbolistas uruguayos, apuntado como uno de los líderes de la organización de prostitución

Pero el cabeza de esa red era Leandro, director de una agencia de modelos en Argentina, y el relaciones públicas, José Acosta, grabado por la policía en conversaciones sospechosas con la ex miss, que se hicieron públicas.

La historia de esa red y de la participación de la ex Miss Uruguay como una de sus víctimas, fue relatada en el libro «Sueños rotos: la trama oculta del modelaje, el fútbol y la televisión», publicado en 2012 por el escritor Javier Benech. Según el libro, Dávila recibió la promesa de impulsar su carrera en programas de televisión de Uruguay y Argentina, a cambio de su prostitución.

Protagonista del segundo capítulo llamado «El precio de la fama», Dávila aparece como víctima de Acosta, alias «Negro», que la invitó a participar de «fiestas privadas» en las vacaciones de Punta del Este, en diciembre del 2011. Los diálogos fueron grabados por agentes a pedido de la jueza Graciela Gatti que coordinó el operativo citado.