Una de las modelos elegidas para este proyecto posa 30 años después
Una de las modelos elegidas para este proyecto posa 30 años después - PlayBoy

Playboy recrea portadas de hace 30 años con las mismas modelos

La revista con esta publicación pretende demostrar que son inclusivos con la belleza de todo tipo de mujeres, independientemente de raza y edad

MadridActualizado:

La famosa revista PlayBoy ha reunido a 7 de las modelos que aparecieron hace 30 años aproximadamente en la portada y las ha vuelto a fotografiar con la misma pose, para demostrar que la belleza es atemporal y que la mujer puede ser sexy tenga la edad que tenga, a pesar de que la revista acostumbra a mostrar en sus páginas jóvenes modelos. Sin embargo, y a pesar de eso, como dijo Hugh Hefner, fundador y redactor jefe de la revista: «Una vez Playmate, siempre Playmate».

Las modelos elegidas para posar décadas después son Kimberly Conrad Hefner, la cual fue portada de PlayBoy en el año 1988, Charlotte Kemp en 1982, Cathy St. George en 1982, Monique St. Pierre en 1978, Renee Tenison en 1989, Candace Collins en 1979, y Lisa Matthews en 1990.

De esta forma la publicación pretende evidenciar que la belleza no tiene edad y por lo tanto el «sex appeal» permanece siempre.

«Hubo un poco de controversia porque yo era la chica Playboy del año afroamericana y algunas mujeres decían que estaba siendo objetivada», explica Reneé Tenison.

Por su parte, la modelo y actriz Candace Collins afirma: «Ahora sé lo especial que era esa sesión de fotos y me siento muy, muy afortunada de estar en un grupo tan único».

Cooper Hefner, el hijo del fundador y redactor jefe de Playboy, está ahora al mando de la revista y ha sido el creador de esta original idea que ha sido recibida por el público con elogios.

Kimberly Conrad Hefner, quien fuera esposa de Hugh Hefner y madre de Cooper, ha sido una de las elegidas para participar en este proyecto.

En las portadas se puede ver cómo las mujeres lucen orgullosas sus cuerpos, sin importar el paso de los años. Y algunos ven este gesto de la revista como una manera de señalar que pretenden ser más inclusivos con la belleza de todo tipo de mujeres.