Plácido Domingo recibe la Medalla de Oro de la Villa de Madrid

Susana GAVIÑA
Actualizado:

Plácido Domingo, recuperado ya de su reciente operación y con algunos kilos de menos, recibió ayer de manos del Alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, la Medalla de Oro de la Villa de Madrid. Concedida por el Ayuntamiento de la Villa y Corte el 26 de septiembre de 1997, los numerosos compromisos del tenor le habían impedido hasta ahora recoger el galardón.

El acto de entrega tuvo lugar durante una sesión extraordinaria en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Madrid, en el que estuvieron presentes, entre otras personalidadades, el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca; la Consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Alicia Moreno, y el gerente del Teatro Real, Juan Cambreleng. Además de varias familiares de Domingo, entre los que se encontraba, por supuesto, su esposa Marta.

Álvarez del Mazano realizó un breve recorrido por los éxitos cosechados tanto dentro como fuera de España por el tenor, subrayando «la calidad artística y sus méritos en la ópera que han contribuido a enaltecer con orgullo los valores de esta villa que le vio nacer».

Nacido en Madrid el 21 de enero de 1941, Plácido Domingo se trasladó a vivir siendo a México siendo un niño, a pesar de lo cual el tenor sigue demostrando un gran cariño por su ciudad. «Me siento “gato” por nacimiento y, sobre todo, por devoción», confesaba ayer tan alto como se lo permitía una afección en la traquea que le ha obligó a cancelar una actuación en Viena la noche anterior. Domingo desgranó algunos de sus recuerdos más entrañables relacionados con Madrid, «la calle Ibiza, el Retiro, el Teatro de la Zarzuela donde pasé noches muy felices...». Para finalizar diciendo que Madrid «más que un recuerdo es un estado de ánimo. Una ciudad llena de problemas y prisas, completamente distinta a las demás, y con un gran afán de supervivencia». Por la tarde, el tenor viajó a Castellón para participar en la cena que ofrecía Porcelanosa.