Pilar Lucrecia Cordón en una competición ecuestre
Pilar Lucrecia Cordón en una competición ecuestre - Afp

Pilar Cordón, la amazona española que enfurece a Athina Onassis

En los mentideros de la hípica no se habla de otra cosa: la amazona zaragozana mantiene una cercana amistad con Doda Miranda, el marido de Onassis. La heredera griega acaba de poner fin a su matrimonio

Actualizado:

En los clubs de hípica donde entrenan los jinetes y amazonas de primer nivel mundial; también en las cuadras de los circuitos, pistas, recintos de ganadores y, por supuesto, en las cafeterías de los torneos ecuestres. En todos estos rincones hípicos no se habla de otra cosa que de la supuesta infidelidad de Álvaro «Doda» de Miranda Neto (43 años), que ha llevado a su mujer, Athina Roussel Onassis (31), a tomar la decisión de separarse. La semana pasada, la revista brasileña «Época» se hacía eco de esta inesperada ruptura: la heredera de Aristóteles Onassis, la que fuera la niña más rica del mundo tras la muerte de su madre, Cristina Onassis, ponía fin a once años de matrimonio y dos de noviazgo.

El círculo íntimo de la pareja sabía de la grave crisis que atravesaban desde hacía meses. Pese a ello, aunque Athina haya aparecido recientemente en Chantilly (Francia) sin su alianza matrimonial, su entorno no descarta una reconciliación. «No nos extrañaría que lo arreglaran. Juntos han montado un imperio hípico en torno a AD Sport Horses al que no pueden renunciar ninguno de ellos. Doda es quien aporta la técnica y Athina lo financia. Sin uno de los dos, desaparecería la empresa, y es un proyecto importante para ambos», explica a ABC un compañero de la expareja en las competiciones.

Por el momento la heredera griega ha abandonado el apartamento que había sido el nido de amor y casa familiar en Sao Paulo y se ha instalado en Valkenswaard, una localidad al sur de los Países Bajos, donde se encuentra la sede del mencionado AD Sport Horses, un centro dedicado al entrenamiento de caballos de competición.

Al descubierto

Como ya adelantó este periódico el pasado sábado, en el mes de abril, durante el concurso en Miami del Global Champions Tour, un paparazzi sorprendió a Doda en el recinto del circuito manteniendo una animada conversación con una veterana amazona española. «Athina no estaba en Miami, pero días después descubrió a Doda intentando negociar la compra de esas fotos, donde supuestamente aparecería muy animado con otra amazona. Le estaban chantajeando», puntualizaban fuentes de gran solvencia.

En estos concursos hípicos hay pocos jinetes y amazonas españoles y «entre ellos han hecho mucha piña». En este grupo también se encuentra Doda que, al contrario que Athina, «es siempre muy abierto con todo el mundo. Lo cierto es que tiene fama de mujeriego», asegura un asiduo al circuito. Y añade: «A Athina se la veía feliz con Doda, muy enamorada».

Hace unos meses comenzó a murmurarse por los mentideros de la jet set ecuestre que Doda mantenía una estrecha amistad con Pilar Lucrecia Cordón, que figura en el «top 3» de las mejores amazonas del equipo español. Y esa amistad habría enfurecido a la nietísima de Onassis. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con Pilar, pero no ha obtenido respuesta.

«Pilar y Doda son amigos, y nada más. Hasta hace nada él estaba felizmente casado con Athina y Pilar está muy centrada en su carrera», dicen en el entorno de ambos. Ambos son buenos amigos y tienen muchos íntimos en común, como Nelson Pessoa, el entrenador de Miranda y uno de los profesionales más reclamados por jinetes y amazonas de alto nivel.

Sin suerte en el amor

Pilar Cordón (43) es la tercera hija de Publio Cordón, empresario español secuestrado por los Grapo en 1995, y de Pilar Muro, propietaria de las clínicas Quirón. Aunque nació en Zaragoza, a los 16 años comenzó su carrera como amazona en Italia. Actualmente reside en Bélgica y es una habitual en los concursos hípicos internacionales. «Pili es muy buena persona y muy sensible. Tiene un carácter reservado, sufrió mucho con el secuestro de su padre. Un “trauma” del que nunca ha llegado a reponerse», cuentan los que la conocen.

«Está bien considerada como amazona. Además de sus cualidades, tiene la suerte de contar con los mejores entrenadores y con caballos imponentes, valorados en varios millones de euros. Eso, en el caso del salto, influye muchísimo. Un buen caballo puede hacer a uno campeón. La financiación la recibe de su madre, que destina grandes cantidades de dinero en comprar caballos para Pilar».

En cuanto al terreno amoroso, quienes conocen bien a Pilar Lucrecia Cordón explican que «todos sus novios han sido jinetes o entrenadores, pero no ha tenido demasiada suerte en el amor. Muchas veces ha sufrido malas prácticas por parte de alguno de ellos». A lo largo de estos años se la ha relacionado con el jinete Alberto Honrubia y el empresario Javier Goyeneche, fundador de ECOALF. Afortunada o desafortunada en el amor, Cordón es la discreta amazona española a la que ha salpicado la inesperada separación de Doda de Miranda y Athina Onassis.