De perro callejero a tener un «título nobiliario»: el beagle de Meghan Markle

Guy se ha convertido en una mascota «real» más del Palacio de Kensington

Actualizado:

Las segundas oportunidades existen y buena prueba de ello es la historia de Guy, el fiel beagle de Meghan Markle. En sus primeros años de vida vagó sin rumbo por el estado de Kentucky hasta que fue hallado en un monte por un centro de acogida. A pocos días de ser sacrificado tuvo la suerte de ser uno de los elegidos por una organización de adopción canadiense que buscaba hogar a este tipo de animales.

Sin embargo la verdadera fortuna le llegó al conocer a la ahora Duquesa de Sussex. Su vida cambió al instante hasta terminar convirtiéndose en un miembro canino más de la Familia Real inglesa el pasado sábado 19 de mayo tras la boda de su dueña con el Príncipe Harry en la capilla de San Jorge.

GTRES
GTRES

Ahora lleva una vida de lo más acomodada, con todo tipo de lujos, en Nottingham Cottage, una «humilde morada» dentro del complejo que compone el Palacio de Kensington. Incluso podría estar ya disfrutando de las comodidades que tienen los perros de la Reina Isabel II, que siempre han vivido a cuerpo de rey, atendidos las 24 horas del día por un mayordomo bajo la atenta mirada de la abuela del Príncipe Harry. Comen en cuencos de plata y porcelana y cada uno tiene un menú específico adaptado a sus necesidades.

Guy también se ha hecho un hueco en el corazón de la Reina Isabel II, que sufrió una dura pérdida el pasado mes de abril cuando el último de sus corgis falleció -crió a 14 genereraciones de esta raza-. Un día antes de la boda de los Duques de Sussex se vio a la monarca dentro de un vehículo junto al pequeño beagle de Markle. La imagen ha dado la vuelta al mundo e, incluso, centro de rescate canadiense, Dog’s Dream Rescue, lo celebró: «Parece que se ha hecho un hueco en el corazón de la Reina ¿No está nada mal para un antiguo perro de refugio?».

También ha tenido un hueco en las redes sociales, donde incluso le han creado su propio retrato oficial y le han dado un título nobiliario: Su Majestad Guy Mountbatten Windsor, Señor de Kensington y Protector de Beagles. No le faltan los seguidores, como a su dueña Meghan Markle.