«La Peregrina», de María Tudor a Doña Letizia

En la Pascua Militar, la Reina volvió a utilizar un broche con perla en pendentif

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Doña Letizia siguió ayer la norma al pie de la letra el protocolo requerido en la ceremonia de la Pascua Militar, que exige uniforme de gala para los militares, chaqué para los civiles y vestido largo para las señoras. Combinó el azul marino de su atuendo con una joya simbólica, «La Peregrina II». ¿O se trata de «La Peregrina» original?

Doña Letizia escogió un vestido largo en terciopelo azul que había utilizado en similares ocasiones, en 2012 y 2014. Obra de Felipe Varela, lo combinó con una chaqueta ajustada sin cuello en tweed, muy similar a los modelos de colecciones recientes de Chanel.

«Joyas de pasar»

Pero lo que más destacó en la Reina, además de su chignon informal algo suelto por delante, muy a lo «Markle», fue que utilizó de nuevo un broche de la Reina Victoria con el pendentifque es –o pretende ser– la famosa perla «La Peregrina». La Reina usa cada vez con más frecuencia las piezas a su disposición y llevó esa misma combinación perteneciente a las «joyas de pasar» el Dia de la Hispanidad de 2017 por primera vez en público. Si bien Doña Sofía usaba esta pieza con collares medianos, Doña Letizia, que solo lleva collares cortos, ha preferido volver a su montura original desde tiempos de la Reina Victoria –o incluso de María Tudor– junto a un broche redondo con perla.

María Tudor
María Tudor - ABC

La historia de «La Peregrina» se remonta a hace 500 años, cuando se descubrió en el Caribe una pieza de 55,95 quilates en forma de pera que Don Pedro Temez, administrador de Panamá para la Corona Española, entregó a Felipe II. El «rey prudente» se la regaló a su esposa y prima, María Tudor, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, católica, Reina consorte de España y Reina de Inglaterra e Irlanda.

Reina Victoria Eugenia
Reina Victoria Eugenia - ABC

María Tudor llevaba «La Peregrina» anclada en un broche en el cuadro que de ella hizo Antonio Moro en 1554 y que se expone en Museo del Prado. A la muerte de Felipe II, se dice que María Tudor dejó la perla a la Corona española, convirtiéndose ésta en la pieza favorita de sucesivas reinas. Se dice que José Bonaparte huyó de España apropiándose de varias joyas importantes de la Corona española, siendo la perla una de ellas. Más tarde, la entregaría a su sobrino, futuro Emperador Napoleón III, quien en su exilio posterior en Inglaterra se vio obligado a venderla al marques de Abercorn, James Hamilton, que la regaló a su esposa.

reina Doña Sofía
reina Doña Sofía - ABC

«La Peregrina» permaneció en posesión de los Hamilton hasta 1969, fecha en la que Sotheby’s la subastó y Richard Burton la compró para Liz Taylor. La actriz encargó un collar de diamantes y rubíes a Cartier para lucirla colgada. En diciembre de 2011, «La Peregrina» se vendió de nuevo como parte de la subasta de joyas que Christie’s organizó tras la muerte de Liz Taylor. Un comprador desconocido pujó 11,8 millones de dólares por ella hasta conseguirla. ¿Fue devuelta la perla a la Corona Española por una mano mágica en 2011 y es «La Peregrina» original la que lució ayer Doña Letizia? De no ser así, la Reina habría llevado no obstante una valiosa perla montada bajo un broche rodeado de brillantes que perteneció a la Reina Victoria.