GTRES

La pelea sin cuartel por el millonario testamento de Stan Lee comenzó antes de su muerte

La hija del creador de personajes tan queridos como Spider-Man o El Increíble Hulk quería hacerse con el control total de la fortuna de su padre, estimada entre los 50 y los 70 millones de dólares

Actualizado:

Stan Lee, creador de Spider-Man, Pantera Negra, El Increíble Hulk o X Men, fallecía este lunes en el centro médico Cedars-Sinai de Los Ángeles a los 95 años. Una noticía que sume en la pena a los seguidores de los personajes de Marvel y que supone el comienzo de una batalla encarnizada por su herencia, valorada entre los 50 y los 70 millones de dólares.

Ya el pasado mes de abril, «Hollywood Reporter» publicaba el testamento del anciano, custodiado por su abogado. Unos papeles que desvelaban la difícil relación del creador con JC, su hija, para quien Lee y Joan, su esposa fallecida en julio de 2017, crearon un fideicomiso ante sus problemas para mantener por sí misma.

Según contó el círculo del creador a la publicación, JC gastaba demasiado dinero en cosas innecesarias. «No es raro que cobre, en un mes cualquiera, de 20.000 a 40.000 dólares en tarjetas de crédito», resaltaban. Además, Lee hizo constar en los papeles que cuando su hija no está de acuerdo con él, «llorar histéricamente».

Parece que en los últimos tiempos los enfrentamientos entre Lee padre y Lee hija se agravaron a cuenta del legado del artista ante las peticiones de ella de que dejara el testamento a su nombre. «Mi mayor temor es que después de mi muerte se quede sin hogar y sin dinero», reflejó Lee.

Manipulado por todos

En los últimos años, las acusaciones de manipulación en el entorno de Stan Lee eran constantes. Por un lado, su hija y sus abogados y por otro, los trabajadores del creador. Su ama de llaves y su jardinero fueron despedidos por JC y su asistente durante veinticinco años, Mike Kelly, tenía restringidas las visitas.

Tras recibir su estrella en el Paseo de la Fama
Tras recibir su estrella en el Paseo de la Fama

Fue en julio de 2017 cuando la vida de Stan Lee cambió radicalmente tras el fallecimiento de su esposa, Joan. Entonces, se contrató a un nuevo contable, su hija se hizo cargo de sus finanzas y el abogado del artista permitió la publicación de una carta en la que supuestamente Lee denunciaba los abusos físicos y psicológicos a los que le sometía su hija.

Curiosamente, tras airearse su testamento en «Hollywood Reporter», Lee negó los hechos, de sobra conocidos y aseguró que su relación co su hija estaba mejor que nunca. Será ahora cuando se descubra qué contenía exactamente el legado del artista y a quién beneficiará, dando más veracidad a los testimonios de unos que a los de otros.