EFE

Pauline Ducruet estalla contra la prensa tras abandonar Mónaco

La hija de la Princesa Estefanía asegura que ama su país y solo quiere triunfar en la moda en Nueva York

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Eclipsada durante años por sus primos, por la belleza magnética de Carlota Casiraghi o por la vida idílica de Pierre Casiraghi en alta mar, Pauline Ducruet comienza tímidamente a despertar cierto interés en la prensa monegasca y gala. Le ha costado lo suyo. La hija de Estefanía de Mónaco y el que fuera su guardaespaldas Daniel Ducruet se muestras mucho más desenvuelta y segura en las grandes veladas del Principado. Apasionada de la moda y muy activa en redes sociales, ha organizado incluso un certamen de premios, los Influencer Awards Monaco, una suerte de «Oscar de la red». A sus 24 años y con su día a día aireado en Instagram, donde congrega a casi 50.000 seguidores, es consciente de los riesgos que entraña tanta exposición, pero para nada se esperaba que unas palabras que pronunció en el pasado se retorcieran de tal manera hasta convertirse, sin duda, en el titular más polémico que ha protagonizado.

Declaró a la revista «Madame Figaro» que cuando tenía 17 años sentía que el Principado se le quedaba un poco pequeño. Un sentimiento que muchos compartirían a tenor de las dimensiones del país (38.000 habitantes) y que en ningún caso significa que reniegue de él. A raíz de esas palabras, esta semana los monegascos se despertaban leyendo en la prensa el siguiente titular: «Pauline Ducruet no soporta más Mónaco». El semanal galo «France Dimanche» aseguraba que la hija de la Princesa Estefanía «odia» su día a día en el Principado. En definitiva, una manera de aprovecharse de unas palabras viejas y sacadas de contexto.

La polémica ha estallado después de que el pasado verano la joven hiciese las maletas rumbo a Nueva York para hacerse un nombre dentro de la industria de la moda. Y Ducruet, muy dolida por esas falsas informaciones, recurrió a su Instagram para aclarar la situación. «Adoro ver mis palabras tergiversadas hasta un punto abrumador», publicó. «Qué no haría la prensa por vender más revistas…». En sus mensajes, Pauline expone que ha tenido que abandonar el Principado para cumplir sus sueños. «He decidido partir para vivir mi sueño y estudiar, y no porque deteste mi país».

Ducruet junto a su novio, el DJ Maxime Giaccardi
Ducruet junto a su novio, el DJ Maxime Giaccardi

Esta no es la primera vez que pasa una temporada fuera de su país. De hecho, conoce bien las calles de la Gran Manzana puesto que estudió Moda en la Escuela de Parsons de Nueva York. En junio de 2017 lanzó su primera colección, Altered Designs, junto a su amiga Maria Zarc, pero no cuajó el proyecto. Ahora está inmersa en el lanzamiento de su propia marca de ropa, aunque aún queda mucho trabajo por hacer y no ha decidido ni el nombre que llevará. Rostro habitual en el front row de la Semana de la Moda de París, tampoco quiso perderse los desfiles neoyorquinos del pasado septiembre. Primero para dejarse ver y segundo, para empezar a contactar con pesos pesados de la industria que puedan darle un empujón a su proyecto.

A nivel sentimental, mantiene un sólido noviazgo con Maxime Giaccardi, un afamado DJ en el Principado. Comenzaron a salir hace cuatro años después de que ella rompiera con el futbolista Paul Nöel Ettori . Este verano se vio a la pareja retozando en las playas de Mikonos y no mostraron ningún reparo en ser fotografiados de lo más animados en una fiesta. Una actitud bien diferente a la que muestra Carlota, a la que se le tuerce el gesto cada vez que algún paparazzi irrumpe en sus vacaciones en Saint Tropez. Tampoco está presente en redes sociales, ni busca protagonismo. Y es que ella siempre lo ha tenido.