El parte médico de los famosos

Por Beatriz CORTÁZAR
Actualizado:

Coincidencias de la vida, los famosos del corazón se encuentran esta semana convalecientes y esperando mejores tiempos. Qué racha. Pero vayamos con el parte. Isabel Pantoja continúa ingresada en La Luz por ese ataque de cansancio que le comenzó con un dolor en las piernas y por el que la están analizando los médicos para descubrir el origen de su fatiga. Ayer, el responsable de prensa, dijo que no había novedad y que el ingreso se prorroga. Eso sí, pude hablar por teléfono con Diego Gómez, quien se encontraba con Pantoja y quien, en tono muy amable, me confirmó que la artista «evoluciona favorablemente» y que «se encuentra mejor». También señaló que aún no hay un diagnóstico exacto de su enfermedad. Diego no se separa de Isabel al igual que su madre, doña Juana, y sus dos hijos, Francisco José y Chabelita, quienes acuden a la clínica en cuanto salen del colegio. También superado el susto es como se encuentra Raquel Mosquera por el accidente de tráfico que sufrió su coche contra otro, un Twingo, cuya parte trasera quedó bastante dañada. Raquel tuvo un fuerte golpe con el volante y de ahí que estuviera tres horas en urgencias de la Clínica de la Zarzuela. Pero hay más daños. La actriz Lola Herrera tuvo que representar su papel en «Concierto para 48 voces» sentada en una silla tras lesionarse horas antes el pie. El pase, en el Teatro de la Zarzuela, fue a beneficio de la ayuda a la infancia y de ahí la negativa de Herrera a suspender la función. Ejemplo de mujer y ejemplo de profesional.

SIGUE EL CULEBRÓN

Rocío Carrasco y Antonio David Flores siguen ocupando las portadas de las revistas. La noticia buena para la hija de la Jurado son los nueve millones y medio de pesetas que va a cobrar del seguro por su accidente de tráfico de hace un año y la mala, la larga entrevista que publica «Diez Minutos» con su ex Antonio David, el de las multas, quien, entre otras perlas, asegura que «me enferma ver a mis hijos con Fidel (Albiac)», de quien también dice que quiere que se demuestre «si se vio envuelto en un delito de inducción a la prostitución». Fuertes acusaciones las del ex guardia civil que ha recurrido la sentencia de divorcio sobre la custodia de sus hijos.