El diseñador estadounidense Ralph Lauren y su esposa Ricky, a su llegada al evento - EFE

Una noche con Ralph Lauren

La presentadora Oprah Winfrey conduce una gala benéfica en Nueva York con el diseñador estadounidense como protagonista

MADRD Actualizado:

El Lincoln Center de Nueva York desplegó ayer su alfombra (en esta ocasión, de color azul) para una de esas ocasiones en que el «glamour» se pone al servicio de una buena causa. Ralph Lauren, uno de los diseñadores más conocidos del mundo, es también un filántropo y aceptó encantado la propuesta de celebrar un evento cuyos beneficios irían destinados a su fundación Centro Ralph Lauren para la Cura y Prevención del Cáncer y el Lincoln Center para las Artes Escénicas. Arte y solidaridad unidas de la mano.

Fue la poderosa Oprah Winfrey quien subió al creador al escenario para una entrevista íntima y personal. Antes de la entrevista, se ofreció una recepción y una cena de gala en Avery Fisher Hall. La entrevista recaudó siete millones de dólares, y Winfrey y Lauren hablaron sobre su relación, cómo se conocieron (la presentadora aseguró que le costó 25 años conseguir una entrevista con el diseñador) y la «auténtica conexión» que sienten el uno por el otro.

Como no podía ser de otra forma, numerosas celebridades del otro lado del océano quisieron dejarse ver y aportar su granito de arena para la causa: actrices como Jessica Alba, Naomi Watts, Uma Thurman o Camila Belle; la empresaria estadounidense Wendi Deng Murdoch (tercera esposa del presidente y director ejecutivo de News Corporation, Rupert Murdoch); el fotógrafo estadounidense Bruce Davidson; o, la diseñadora Diane von Fuerstenberg y su esposo, Barry Diller.

Ralph Lauren, conocido por su compromiso en la lucha contra el cáncer de mama, hizo hace más de 20 años un compromiso personal y empresarial para encontrar una cura a esta enfermedad.