Vídeo: 24 años sin Audrey Hepburn - NORMAN PARKINSON

Nuevos datos sobre la extrema delgadez de Audrey Hepburn

Los hijos de la actriz subastarán de nuevo vestidos y objetos personales de su madre

MadridActualizado:

Según la valoración del American Film Institute, Audrey Hepburn (1929-1993) figura en el tercer lugar de la lista de las 50 actrices más legendarias de la historia del cine -solo superada por Katharine Hepburn y Bette Davis-. Icono de la elegancia y musa de algunos de los más grandes realizadores del Hollywood dorado, como William Wyler, Blake Edwards o Stanley Donen, en enero del próximo año se conmemorarán los 25 años de su fallecimiento en su casa de Tolochenaz (Suiza) a causa de un cáncer de colon.

Ahora, la revista «People» desvela detalles desconocidos de su vida privada y su renqueante salud, a través de los testimonios de su círculo más cercano. El interés radica, sobre todo, en que aporta nuevos datos en torno a una frágil constitución que ella supo convertir en símbolo de distinción.

Durante toda su edad adulta, el peso de Audrey Hepburn, quien tenía una estatura de 1,70 metros, rondó los 49 kilos. Nacida en Bruselas y superviviente de la Segunda Guerra Mundial, padeció grandes penurias de las que se resintió a lo largo de su existencia. Su hijo Luca Dotti, fruto de su segundo matrimonio con el italiano Andrea Dotti, apunta: «Al final de la contienda, estaba muy cerca de la muerte. Sobrevivió a base de ortigas y bulbos de tulipán, y agua para llenar el estómago. En aquel momento, era una adolescente de cerca de 1,67 metros. Pesaba 39 kilos. Tenía ictericia y edema. Tuvo anemia toda su vida, probablemente como consecuencia de aquella alimentación...».

En su día, muchos creían que Audrey sufría un trastorno alimenticio, pero Dotti lo niega. Su último amor, Robert Wolders asegura en «People» que la actriz jamás siguió una dieta y que disfrutaba haciendo ejercicio, comiendo chocolate o bebiendo whisky escocés.

Los dos hijos de Hepburn, Sean Ferrer y el propio Luca Dotti, han organizado una nueva subasta, que tendrá lugar el 27 de septiembre en Londres y en la que se venderán algunos vestidos y objetos personales de su madre.