El nuevo nido de amor de la pareja real data del siglo XVII y tiene por vecinos a los duques de Cambridge
El nuevo nido de amor de la pareja real data del siglo XVII y tiene por vecinos a los duques de Cambridge - AFP

Nottingham Cottage, el «modesto» nido de amor del Príncipe Harry y Meghan Markle

Se trata de una de las residencias de menor tamaño de cuantas acogen los terrenos del Palacio de Kesington, aunque cuenta con dos habitaciones sólo para recepciones, un pequeño salón, una cocina y un baño, además de un coqueto jardín donde iniciar su vida en común

MADRIDActualizado:

Tras el anuncio del futuro enlace entre el Príncipe Harry y Meghan Markle, que tendrá lugar el próximo mes de mayo en la capilla San Jorge del castillo de Windsor, van saliendo a la luz otros detalles de la futura vida que les espera. En concreto, según diferentes medios británicos, la pareja real vivirá en Nottingham Cottage una cómoda residencia real de dos habitaciones, con un pequeño salón, una cocina y baño dentro de los terrenos del Palacio de Kesington. Además dispone de un pequeño jardín independiente.

Una vivienda que pasa por ser de las de menor tamaño del complejo y que data del siglo XVII, aunque puede presumir de contar con dos habitaciones para recepciones diseñadas por Sir Christopher Wren.

Se da la circunstancia de que es la residencia del Príncipe Harry desde hace cuatro años, y que Meghan Markle la ha visitado en varias ocasiones desde que la pareja comenzó su relación. Los actuales Duques de Cambridge Guillermo y Catalina, también la usaron antes de trasladarse a un apartamento vecino de 20 habitaciones. Como anécdota, afirman medios británicos, el día que el segundo hijo de Diana de Gales se trasladó a esta propiedad instaló en su coqueto jardín una hamaca.

Antes que los duques de Cambridge, la propiedad también fue la residencia formal del secretario privado del Duque de Edimburgo, el brigadier Sir Miles Hunt-Davis y su esposa Gay. Además de la tía materna de los principes William y Henry, Lady Jane Fellowes y su esposo Sir Robert Fellowes.

Ahora cabe esperar que Meghan Markle le ponga su sello particular, tal y como hizo la actual duquesa de Cambridge, cuyo matrimonio está previsto para la próxima primavera en la Capilla de San Jorge en el Palacio de Windsor. No estarán solos, porque muy probablemente junto a la pareja se instalen los dos perros de la actriz, Guy y Bogart, que contará como vecino con el can de los Duques de Cambridge, Luppo.

Para Meghan Markle, quizás su nueva residencia tiene una distribuión similar a la vivienda de alquiler que ha habitado en Torono, donde rodaba la serie Suits, y que se encontraba en una zona residencial denominada Seaton Village.