Jennifer Aniston
Jennifer Aniston - AFP

«La neurona de Jennifer Aniston»

Un estudio revela que las células del cerebro pueden vincularse a un concepto específico y a cada persona que vemos regularmente

MadridActualizado:

Un experimento reciente demostró que existen neuronas individuales en el cerebro que reaccionan a determinadas personas específicas. Los científicos utilizaron los resultados como evidencia de que nuestro cerebro utiliza un número reducido de células para decodificar una imagen construida en nuestra mente.

A la cabeza de la investigación se encontraba Rodrigo Quian Quiroga, científico del Instituto de Tecnología de California. El estudio realizado incluía ocho pacientes epilépticos que participaron de forma voluntaria en las pruebas. A todos ellos se les implantó un dispositivo para controlar la actividad de las células cerebrales como parte de su tratamiento. Individualmente se le enseñó un total de casi 2.000 imágenes distintas. Las grabaciones tomadas mientras veían las fotografías revelaron cuán selectivas son las células dentro del lóbulo temporal medial, situado en el cerebro. Por ejemplo, una neurona específica de uno de los enfermos respondió casi exclusivamente a diferentes imágenes de Bill Clinton.

Tras las pruebas, los científicos afirmaron que estos tipos de células están implicadas en aspectos sofisticados del procesamiento visual a la hora de identificar a una persona y lo bautizaron como «La neurona de Jennifer Aniston», puesto que, para su sorpresa, se comprobó que una determinada neurona se activaba intensamente cuando mostraban a los voluntarios a la actriz norteamericana Jennifer Aniston, pero no respondían a ningún otro estímulo.

Esto implicaba que las células del cerebro pueden vincularse a un concepto específico y que, posiblemente, cada persona que vemos regularmente como nuestra pareja, amigos, parientes, famosos... tienen su propia neurona superespecializada dentro del cerebro. El experimento también determinó que este tipo de neuronas también funcionan con lugares, como la torre Eiffel o la Estatua de la Libertad.