Nastasia Urbano - Instagram

Nastasia Urbano, la «top model» que duerme en las calles de Barcelona

Su suerte terminó cuando conoció al que acabaría siendo su marido

MadridActualizado:

Alcanzó la cima de la moda mundial durante los años 80. Nastasia Urbano era una de las modelos de referencia que lideraba las pasarelas de la época, sin embargo la vida da mil vueltas y pasó de sonreir desde el podio a sobrevivir en la calle. La maniquí ha concedido una entrevista con «El Periódico» en la que cuenta su nueva vida como «sin techo» en las calles de Barcelona y donde confiesa que su única aspiración en la vida ahora mismo es encontrar trabajo y poder recuperar su vida normal.

La modelo, de 57 años, hizo sus primeros «pinitos» en Barcelona, tras lo cual cruzó la frontera para trabajar en Milán junto al fotógrafo Fabrizio Ferri, en Milán. Peldaño a peldaño, llegó incluso a protagonizar la portada de la emblemática revista de moda «Vogue» desde donde dio el salto a las pasarelas de Nueva York. A partir de entonces participó como imagen para firmas de la talla de Revlon, Opium o Yves Saint Laurent. «Hacía todas las revistas, le encantaba a todo el mundo. Era muy camaleónica y la gente no se cansaba de mí. Hay modelos que son muy guapas pero que solo tienen un registro. Yo nunca tuve ese problema», confiesa durante la entrevista con el diario citado anteriormente.

Su fama hizo que se coronara como una de las primeras modelos en firmar un contrato multimillonario para anunciar ropa: «Me daban un millón de dólares al año por 20 días de trabajo». Todo el mundo la conocía, tanto es así que comenzó a codearse con grandes celebridades estadounidenses como Jack Nicholson, Andy Warhol o Harrison Ford, incluso estuvo invitada a la boda de Madonna con Sean Penn pues su novio de entonces, David Keith, era uno de los invitados, sin embargo «ese día nos levantamos con tal resaca que no pudimos ni levantarnos».

Su suerte terminó cuando conoció al que acabaría siendo su marido. Perdió todo el dinero en un matrimonio desgraciado en el que el ahora su ex se aprovechó desde el primer momento de su fortuna: «Lo único bueno de esa relación han sido mis hijos, pero lo demás fue horrible. Todo lo pagaba con mi dinero. Al segundo día de conocerlo quiso que le comprara un BMW, y yo, como una tonta, le hice el cheque. Estaba enamorada», confiesa a «El Periódico».

Ver esta publicación en Instagram

My Labrador Aston, my sweet boy passed away last year 😔

Una publicación compartida de nastasia urbano (@nurbano518) el

Desde ese momento su vida comenzó a caer en picado, tanto es así que ha sido deshauciada hasta en tres ocasiones y actualmente vive entre los cajeros automáticos de la ciudad condal y las casas de amigos. De vez en cuando, consigue dinero haciendo algún trabajo precario, sin embargo la ex modelo padece una fuerte depresión de la que se tiene que tratar.