Adnan Khashoggi
Adnan Khashoggi - Pinterest

Muere Adnan Khashoggi, uno de los hombres más ricos del mundo

Saudita de 81 años, construyó su inmensa fortuna durante los años 70 y 80 como mediador en la venta de armamento entre los gobiernos occidentales y de Oriente Medio

MadridActualizado:

Se hizo famoso por sus pomposas fiestas celebradas en su mayoría a bordo del yate «Nabila», comprado posteriormente por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Adnan Khashoggi ha muerto esta tarde después de una larga estancia en el hospital por diferentes problemas de corazón, una enfermedad que le obligó a abandonar su negocio y se retirarse a la casa familiar en Riad, pasando largas temporadas de vacaciones en distintas ciudades de Europa. El año pasado sufrió un derrame cerebral que le ató a una silla de ruedas hasta el día de hoy.

El multimillonario saudí construyó su inmensa fortuna durante los años 70 y 80 como mediador en la venta de armamento entre los gobiernos occidentales y de Oriente Medio. Fueron años esplendorosos en los que protagonizaba las portadas de algunos de los periódicos más importantes del mundo por sus fiestas, escándalos sexuales y la vida mundana de la que se rodeaba. Khashoggi contrajo hace tan solo un años terceras nupcias con una mujer italiana que se convirtió al islam por amor, la ceremonia se celebró el pasado 25 de julio, día en el que el saudita habría cumplido 82 años. La noticia de su fallecimiento ha sido difundida por familiares de Roberto Tumbarello, amigo y biógrafo del empresario.

Su historia

Nacido en La Meca, donde su padre era médico de la familia real saudí, Khashoggi se graduó en Economía en la Universidad de Stanford, California. Desde su juventud demostró ser un excelente hombre de negocios, tanto es así que durante la década de los 70 su fortuna estaba tasada en más de 40 mil millones de euros, llegando a liderar las listas de los hombres más ricos del mundo durante varios años.

Fue el primer gran empresario en adoptar un estilo de vida típico de muchos jeques y oligarcas. Sin embargo, desde principios de los años 80, una serie de desventuras con la justicia, acusado de blanqueamiento y tráfico de armas, hirieron de gravedad su negocio, obligándole a vender su más preciado tesoro, el «Nabila» un yate considerado como uno de los barcos de la época más espectaculares que navegaban por las aguas del Mediterráneo.

El jeque deja una viuda, Lamia Khashoggi, ya que se divorció de su tercera esposa en 2015. Casada bajo el ritual musulmán: Laura Biancolini, italiana que se convirtió al islam bajo el nombre de Lamia, con la que tuvo un hijo, Ali. Su penúltima esposa, la iraní Shahpari Zanganeh, fruto de esta relación nacieron Khamal y Samiha. Su primera mujer Sandra Daly, conocida como Soroya, concibió sus dos primeros hijos Nabila Mohamed, Omar y Khaled Hussein. La inglesa pidió el divorcio en el año 1980, cuando Adnan se enamoró de Lamia.