Muere Renato Carosone, «Un americano en Nápoles»

ROMA. Juan Vicente Boo, corresponsal
Actualizado:

El gran renovador de la canción napolitana falleció ayer pacíficamente en su casa de Roma, a los 81 años, durante una siesta matutina. Renato Carosone, un genio a caballo entre la música y el teatro, el humor y la filosofía, inmortalizó en canciones inolvidables el abrazo entre Nápoles y EE.UU. al término de la Segunda Guerra Mundial. Su invento feliz consistió en mezclar la canción tradicional napolitana con el jazz, boogie y swing que trajeron a Italia los soldados del desembarco aliado en Sicilia y Anzio.

Carosone lo contaba con gran sencillez: «Al acabar la Guerra Mundial me di cuenta de que la canción napolitana se quedaba fuera de los clubes nocturnos porque no era bailable. Lo que yo hice fue añadirle el aire «swing» de los clásicos americanos». Su entrada en el mundo del espectáculo fue napolitana a más no poder: cuando era alumno del conservatorio empezó a ganarse unas perras tocando el piano como fondo sonoro de los espectáculos de la Opera de Títeres. Después vinieron la gira como pianista de variedades en África y los clubes nocturnos de Somalia hasta su regreso a Nápoles en 1946.

Muchos de sus éxitos pasaron al cine de los años cincuenta y sesenta del modo más natural. En «Bahía de Nápoles», Sofía Loren y Clark Gable cantan «Tu vo´ fa l´americano», mientras que la grandísima Anna Magnani interpretó «Maruzzella». Incluso Martin Scorsese incluyó en «Malas calles» la música de Carosone. Su trío con Gegé di Giacomo y Peter Van Wood fue el gran acontecimiento musical de los años cincuenta, la gran edad de oro de la generación de «O´ sarracino», «Caravan Petrol» y, naturalmente, «Torero», traducido en doce idiomas.

En 1960 sorprendió a millones de fans retirándose en su mejor momento. Pero volvió en 1975 con una gran orquesta que añadió nuevos títulos a los que ya formaban parte de la historia musical y humorística de Italia. Mañana recibirá la despedida de sus admiradores en la iglesia de los artistas de Piazza del Popolo en Roma. Nápoles le dedicará un gran homenaje en el estadio San Paolo el próximo 6 de julio.

Un país entero le despide cantando en napolitano:

Ue Torero

te si piazzato

in capo stu sombrero

e dici ca si spagnolo

e nun e´ o ´vero.