Albert Rivera
Albert Rivera - Gtres

El motivo por el que Albert Rivera y Malú no han confirmado su relación

En un principio se creyó que la relación no se confirmaba pues el político pensaba que podría influir en su campaña electoral

Albert Rivera ingresado por una gastroenteritis aguda

ABC
MadridActualizado:

Desde que saltase a la luz la noticia de una supuesta relación sentimental entre Malú y Albert Rivera, la pareja es una de las más buscadas por los paparazzis nacionales que intentan ser los primeros en lograr una foto de los protagonistas del momento.

Con la excusa de una convalecencia tras la operación de rodilla, la artista ha estado ausente estas últimas semanas. No tiene la misma «suerte» el líder de Ciudadanos, quien no ha podido abandonar su agenda política tras los rumores sobre su estado sentimental. «Llevo más de diez años trabajando por mi país, llevo mucho tiempo para intentar gobernar este país, así que no voy a perder ni un segundo en comentar. No lo hago sobre la vida de los demás, no lo voy a hacer sobre la mía», respondía enfadado ante las preguntas sobre su supuesta relación con la cantante.

En un principio se creyó que la relación no se confirmaba pues el político pensaba que podría influir en las elecciones nacionales y autonómicas, sin embargo la revista «Semana» ha confirmado que la decisión ha sido idea de la cantante: «Albert no tiene ningún problema, al revés, estaría encantado. Pero ella ha pedido un poco más de tiempo. No quiere que se haga pública la relación hasta que se formen los nuevos gobiernos en los ayuntamientos. Aunque su gira está cancelada, tiene conciertos contratados con infinidad de municipios. Estos están organizados y costeados directamente por el ayuntamiento de la localidad. No todos son del mismo color político y alguien le ha dicho que le podría perjudicar», ha explicado a la revista una fuente cercana a la pareja.

«Los conciertos contratados por los ayuntamientos tienen mucho que ver con el color del partido que gobierne en el consistorio. Por poner un ejemplo, no tienen nada que ver los grupos que actúan en municipios gobernados por el PP con los de Podemos. En el caso de Malú, su imagen junto a Rivera no tendría por qué perjudicarla mucho, porque se trata de una estrella consagrada, pero con seguridad habrá ayuntamientos que no la contratarán por ser la pareja del líder de otro partido. De la misma manera que habrá polémica si un ayuntamiento gobernado por Ciudadanos la contrata. No tengan la menor duda», confirmaban unos promotores de conciertos a la revista «Semana».