Módena recuerda al Gran Luciano

VERÓNICA BECERRIL
ROMAActualizado:

Una gran voz, un inconfundible pañuelo blanco y una gran sonrisa, estos tres elementos conforman en nuestra mente la imagen del gran tenor italiano Luciano Pavarotti. «Big Luciano», como le conocían sus amigos, luchó hasta el final contra el cáncer de páncreas que lo afligía desde hacía tiempo, hasta que el 6 de septiembre del pasado año murió ante la conmoción del mundo entero. Millones de personas desfilaron por la catedral de Módena por aquel entonces para rendir homenaje a su ciudadano más ilustre y querido, y ahora, la ciudad que vio nacer a Luciano Pavarotti un 12 de octubre de 1935 le rinde con cariño su homenaje particular. «Luciano Pavarotti y Módena» es el título de la exposición fotográfica que se inaugurará mañana en la ciudad para recordar al maestro, pero no es la única iniciativa.

Durante el fin de semana se celebrarán dos conciertos que ya tienen el cartel de completo. La ópera seleccionada para esta ocasión es la pieza más amada por Big Luciano, la «Misa de Réquiem» de Verdi, como la viuda del tenor, Nicoletta Mantovani, confirmó señalando que «a través de estos dos conciertos la ciudad hará un doble regalo a Luciano, porque él siempre amó Módena. Luciano desde allá arriba se sentirá feliz». El director del Teatro de Módena que lleva el nombre de Luciao Pavarotti, Aldo Sisillo, compartió la idea de la obra de Verdi para rendir homenaje a Pavarotti, «porque era necesario que fuera una pieza solemne. Además el 18 de septiembre en el Metropolitan de Nueva York se interrumpirán las pruebas para ejecutar el Réquiem. Nosotros por nuestra parte contamos con la gran voz de Mariana Pentcheva para este homenaje». Estos conciertos se insertan en el marco de las pruebas que se están realizando para el Concurso Internacional de Canto Pavarotti, en el que participan 50 jóvenes de entre 18 y 35 años de 24 países, entre los que hay un español. Estos chicos elegidos entre más de 200 candidatos, tendrán la oportunidad de exhibirse a finales de septiembre cantando arias de ópera, pasando sólo diez de ellos a la final del 3 de octubre, día en el que el jurado proclamará el vencedor.

Uno de los legados más importantes de Big Luciano fueron sus «Pavarotti & Friends». A sabiendas de ello, su viuda ha organizado junto a la hija del Rey de Jordania, un concierto benéfico en Petra el día del cumpleaños del tenor, el 12 de octubre. «Era el sueño de Luciano —declaró Mantovani, anunciando la iniciativa que verá implicados a grandes artistas del panorama musical de hoy—. Estoy muy agradecida a la princesa Haya por haber permitido que se haga realidad el deseo de Luciano y el de su propio padre, que había manifestado también su intención de llevar a Pavarotti a Petra».

Pero estos dúos no fueron el único legado del tenor, sino que también dejó innumerables bienes que hoy en día siguen siendo motivo de disputa entre las hijas del primer matrimonio de Pavarotti y la segunda mujer y su hija pequeña. «Él nunca habría querido disputas entre sus familiares —declaró recientemente un amigo de Luciano—, y si llegaran a un acuerdo entre Nicoletta y las hijas (Giuliana, Cristina y Lorenza), sería el regalo más hermoso en el primer año de la desaparición de Pavarotti». Quien sabe si el deseo será escuchado por la familia, aunque según las últimas noticias de los abogados de las dos partes, el acuerdo está cerca, y en verdad podría convertirse en un homenaje personal al gran Luciano Pavarotti.