Los restos mortales de Carmen Franco y Polo, en el tanatorio Sur de Madrid
Los restos mortales de Carmen Franco y Polo, en el tanatorio Sur de Madrid - GTRES

La misa de incineración de Carmen Franco y Polo se produce en la más estricta intimidad

Ha tenido lugar en el tanatorio Sur de Madrid

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los familiares y amigos más cercanos de Carmen Franco y Polo se han desplazado este sábado al tanatorio Sur de Madrid, donde se ha llevado a cabo la incineración de la hija de Francisco Franco, que murió la madrugada del viernes en su casa de Madrid a causa de un cáncer terminal. Los primeros en llegar a la misa de incineración han sido Jaime Martínez-Bordiú acompañado por su esposa, Marta Fernández. A los pocos minutos llegaban Cristóbal Martínez-Bordiú y Luis Alfonso de Borbón. El hijo de Carmen Martínez-Bordiú fue quien comunicó la noticia de la muerte de su abuela, a quien consideró siempre como una segunda madre. Margarita Vargas, su esposa, está siendo un gran apoyo para él estos días. A esta misa también ha acudido Amparo Corell, la viuda de Federico Trenor, cuarto barón de Alaquas.

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas
Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas-GTRES

Las cenizas de Carmen Franco serán depositadas este domingo en la cripta de la familia, que se encuentra en la catedral de la Almudena, donde también descansan los restos mortales de su marido, Cristóbal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde, que falleció en 1998. El entierro tendrá lugar a las diez y media de la mañana, y también se realizará en la más estricta intimidad.

A pesar de su historia familiar, Carmen Franco vivió de la forma más discreta posible, ella siempre dijo que prefería mantenerse a la sombra de su padre y, más tarde, detrás de su marido. Nunca tuvo un interés especial por brillar y destacar. El pasado verano le diagnosticaron un cáncer y renunció a su tratamiento. Hasta pocos meses antes de fallecer, Carmen Franco continuó trabajando como presidenta de la Fundación Francisco Franco. Al detectarle la enfermedad, sus hijos decidieron apartarla de la gestión del patrimonio familiar.